Buscar

ibuyfilm

Sigo comprando pelicula…

FED 5B “Begin the beguine”

fed 5

Volver a empezar…

No hay nada como volver atrás para coger perspectiva de la realidad, olvidar de donde venimos implica vagar sin rumbo al final; así que como Latiff, tengo que volver a tocar la túnica raida para no olvidar nunca de donde vengo.

Mi primera rangefinder medianamente decente fue una FED 5 con las cortinillas tan gastadas que le entraba luz por todas partes al menor descuido y muchas de mis fotos de finales de los 80 y principios de los 90 están hechas con una FED 5 o 5B. Hoy, años después, analizándola fríamente no me parece tan burda como entonces, no hay que olvidar que antes de la caída del muro de Berlin, cualquier cosa que oliese a sovietico era poco menos que radioactivo y con tanta oferta alemana y no digamos japonesa, nadie con un mínimo de sensibilidad de detenía a sopesar siquiera la posibilidad de comprarse una cámara Rusa como primera opción a no ser que no uno tuviera un puñetero duro.

Yo compre la primera por tres mil pesetas en un mercadillo que hacían en Rojales los domingos y aprendi con ella a ajustar el telémetro y a tensar las cortinillas porque en las FED esta todo al alcance del usuario, probablemente la carencia de técnicos en Rusia obligaría al fabricante a poner esto en manos del fotografo para que sirviese de auto ayuda supongo.

Detalles del diseño

Las cámaras FED tienen muy poco tirón mediático pero hay algunos detalles que merecen ser resaltados. En primer lugar, disponen de montura Leica rosca 39 por lo que podremos usar con ellas cualquier objetivo con esta montura manteniendo el acople del telémetro. La carga del film es muy sencilla, hay dos pestillos de seguridad que permiten retirar por completo el dorso y cargar con total seguridad el rollo de película. Por su diseño, el dorso no precisa de sellos de luz que con el tiempo tenderían a desgastarse, así que tendremos una cosa me nos de la que preocuparnos, a estas FED no les entra luz por la parte trasera.

El contador de fotos es automático del tipo aditivo y con puesta a cero al retirar el respaldo. El mecanismo de rebobinado esta oculto y es concéntrico al botón disparador, bastara con pulsarlo con la uña del dedo indice para desembragar todo el mecanismo del transporte y dejar libre el film para rebobinar.

fed 5-2

Sensaciones en la mano

El la mano se siente muy bien. No tiene un acabado tan tosco como las cámaras rusas de décadas anteriores, pesa aproximadamente 750 Gr con el objetivos estándar y con carrete cargado, no es un peso pluma pero no se siente demasiado pesada para su gran tamaño porque es una cámara algo grande. En cambio, el visor es bastante pobre dado el espacio disponible, con un tono verdoso-azulado un poco molesto al principio pero al que te acostumbras pasados unos días.

En el visor no hay frames de encuadre y la cobertura total se corresponde aproximadamente con el ángulo cubierto por el Industar 55 o 53mm, si se usa cualquier otra focal hay que llevar un visor externo que se corresponda y tampoco hay corrección del paralaje así que ojo con las tomas a corta distancia. Para poder ver bien los limites de encuadre hay que meter literalmente el ojo dentro del ocular, con gafas es imposible verlo. Afortunadamente dispone de un buen corrector de dioptrias que es concéntrico al ocular y que se queda bastante firme una vez ajustado y el parche del telémetro, aunque pequeño, es nítido y bastante brillante con una coloración amarillenta que destaca bastante del campo azul verde del encuadre y es bastante sencillo enfocar bien unen pobres condiciones de iluminación.

El tacto de la palanca de avance deja intuir una mecánica bastante austera en el interior pero es firme y no suele tener holguras desagradables, la marginación a veces juega alguna mala pasada y puede salir alguna foto ligeramente superpuesta pero es mas bien algo anecdótico. El sonido de la obturación tampoco es música para los oídos, como todas las cámaras rusas, trabaja con una tensión un poco elevada  y esto hace que sea bastante ruidoso al disparar. Ojo con el mando de velocidades, hay que situarlo siempre después de armar la obturación, nunca antes porque gira externamente con la carga y nunca sabríamos donde lo estamos colocando exactamente. Dispone de velocidades desde 1seg hasta 1/500 +B, suficiente para la mayoría de situaciones que se pueden encontrar. Si vas a utilizar flash, hay una velocidad sincronizada de 1/30 que es un poco difícil de colocar por que esta justo después de la B pero mas cerca de la de 1 seg, hay que girar el mando hacia atrás pasando por la B antes  de poder colocar bien la velocidad de 1/30. Muchas FED llegan rotas por efectuar mal esta operación así que ojo con ello.

Industar 61L

El objetivo propuesto no es ninguna bobada. Mecánicamente deja muchísimo que desear desde luego, es tosco, con unos movimientos nada fluidos y no enamora precisamente por su tacto pero es un diseño tipo Tessar, con cristales de calidad y eso imprime carácter y este Industar lo tiene, como la gran mayoría de diseños de este tipo es muy útil incluso a plena abertura, la luminosidad no es que sea un canto a la luz precisamente y se agradece que disponga de un rango de aberturas útiles tan amplio; es muy nítido ya desde 2.8 y aguanta muy bien el tipo hasta f11, hay un ligero viñero a 2.8 que desaparece prácticamente cerrando un paso y la reproducción de los medios tonos es muy decente para un objetivo de tan modesta construcción.

industar 61L 55mm

Aqui podeis ver una comparativa del Industar con otro par de objetivos, entre ellos un Micro-Nikkor.

 

Resumiendo

Esta regresión viene a corroborar que no hace falta una gran inversión para disfrutar muchísimo de esta pasión, si quieres probar una cámara telemetrica y tu presupuesto es ajustadisimo o simplemente eres una persona austera y te conformas con lo mínimo, esta puede ser tu opción si las limitaciones del visor no son importantes para ti. Limitarse a usar la focal de 55mm puede ser un buen ejercicio de composición.

Unas fotos de muestra con película Kentmere 400 revelada con Rodinal 1+25

 

Aqui podeis ver el manual de instrucciones

Anuncios

Kodak Medalist II “Beauty and the best”

Kodak Medalist II

Es a la misma vez la bella y la bestia

No puedo calificarla de otro modo; es enorme, desproporcionada, aparentemente incomoda pero tremendamente bella cuando la conoces, y a diferencia del cuento, la belleza no esta siempre en el interior.

La primera vez que tuve conocimiento de la Kodak Medalist fue en la feria de Bièvres en 1996 de la mano de un vendedor judio de Estrasburgo que al ver que reparaba en ella, me estuvo explicando sus bondades medio en francés medio en aleman (yo ya la había visto alguna vez en la Guía McKeown’s), y no le hice demasiado caso porque me pareció muy grande y muy tosca y muy cara, no recuerdo lo que valía pero si recuerdo que era demasiado para mi por aquel entonces.

Pero como el tiempo no pasa en balde, volví sobre ella años después; atraído por el diseño? probablemente en parte si pero lo que realmente me atraía era (después de leer mucho sobre ella) el hecho de ser una cámara de formato 6×9 con un objetivo Ektar de 100mm extremadamente nítido y por estar fabricada enteramente en los estados unidos, porque Kodak fabrico muchísimas cámaras pero muy pocas en su país de origen, lo cual ya la constituía en una rareza.

Una cámara nacida para la guerra

Diseñada desde el primer instante para ese propósito. La fotografia sobre el terreno iba a ser una herramienta indispensable en los conflictos armados de mediados del siglo XX y la armada norteamericana consciente de ello, necesitaría una cámara de campo para esta importante tarea, de modo que puestos en contacto con la firma Eastman, esta encargo a Walter Dorwin Teague su diseño con las necesidades propias indicadas por el alto mando de las fuerzas armadas y el resultado fue la Kodak Micro Focus Six 20, prototipo que dio lugar a la Kodak Medalist. Esta cámara no fue nunca vendida al publico por lo que no hay registro de precios, se calcula que fueron fabricadas unas 10.000 unidades de las que actualmente quedan en circulación aproximadamente la mitad de ellas.

Curiosidades del diseño

Con un diseño único, la kodak Medalist es una cámara de formato medio con objetivo de 100mm y telémetro acoplado con obturación central de velocidad maxima de 1/400 seg y helicoidal expuesta. Algunas unidades pueden verse con la helicoidal anodizada en negro porque fueron unidades destinadas a la US Navy y para que el contacto con el agua salada no fuera un problema, se anodizaron en negro las helicoidales del objetivo, helicoidales que estaban expuestas para que pudieran ser rápidamente lubricadas por el fotografo en caso de necesidad urgente ya que para que fuese fácil de transportar, el objetivo podia retraerse en el interior de la caja y debía ser extraído para el uso. La misma helicoidal sirve para el enfoque una vez colocada en posición de trabajo (cuando el símbolo de infinito queda alineado en la ventana de distancias), y un mecanismo interno impide el disparo accidental si no se arma al sistema de foco.

Detalles de una cámara a prueba de bombas

A simple vista puede parecer que solo hay una ventana en el visor pero hay dos perfectamente separadas y dispuestas de tal modo que pueden ser vistas al mismo tiempo colocando el ojo en la posición adecuada. La ventana de encuadre esta en la parte superior y la del telémetro queda justo debajo. Otro detalle de diseño de Medalist es que el sistema de visor no se fabrico con espejos sino con un sistema complejo de prismas, los espejos no soportaban las duras pruebas de campo a las que debía someterse el equipo en las que se incluía como no, fuego de mortero y de artillería, la onda expansiva de este fuego, destrozaba por completo los sistemas basados en espejos inutilizando las cámaras. Una simple limpieza de las caras externas de los prismas dejara el visor tan brillante como lo era 80 años atrás  y es muy improbable que el telémetro se encuentre desalineado pero si fuera el caso, la Medalist era fácilmente ajustable por el fotografo retirando la tapa superior. La escala de profundidad de campo que hay en la ventana circular es un elemento de seguridad, ademas de posicionar el objetivo para el uso, permitía el disparo a foco en caso de emergencia si el mecanismo del telémetro resultaba desalineado por algún impacto. La forma ovalada del frontal no es un simple guiño del diseñador, estaba pensada para recibir impactos frontales de bala.

Porque se escogió el rollo 620 propio de Kodak y no el mas popular 120 que ya usaban la gran mayoría de cámaras de la época?, pues la respuesta no es la que cabria esperar, no fue una cuestión de marketing por parte de la firma fabricante para obligar a la administración a comprar sus propios rollos de película, la razón no fue otra que la  precision de la planeidad de la película, los rollos 620 aunque con película del mismo tamaño que los de 120, ofrecían una precision micrometrica y mejor rodamiento en el plano focal. Hoy en día es prácticamente imposible encontrar rollos 620 y para poder usar la cámara es necesario tener en cuenta algunas cuestiones que abordare mas adelante.

Otro detalle que aportaba una rapidez inusual y vital en el campo de batalla es el contador de exposiciones. La ventana roja trasera se usa únicamente para colocar el rollo en la posición 1 y una vez hecho esto, el contador se resetea manualmente de modo que la cámara se encargara de posicionar el rollo en las tomas restantes, a la vez que avanzamos el rollo se armara de nuevo la obturación quedando lista para la siguiente toma sin necesidad de apartar la vista de la acción.

Muchas cosas nos pueden sorprender de la Kodak Medalist, pero sin duda, si alguna se puede destacar sobre todas ellas, es el objetivo. El Ektar 100mm de cinco elementos en tres grupos parece un diseño de otra galaxia, tan adelantado a su tiempo que hoy en día, 80 años después, no resulta nada fácil encontrar algo similar en poder de resolución. La Medalist debía poder  tomar fotos desde los barcos y desde los aviones con tanta resolución que los negativos debían poder ser ampliados después y mostrar detalles imperceptibles a simple vista, para ello se diseño un objetivo increíblemente nítido, de hecho, es sabido que después de la guerra, muchas Kodak Medalist fueron desguazadas para utilizar sus objetivos en cámaras aéreas de reconocimiento. Si alguna vez una cámara ha podido cambiar el curso de la historia sin duda esta puede haber sido una de ellas.

Sensaciones en la mano

En la mano la Kodak medalist es mas impresionante todavia que en las fotos con un peso en vacío de 1,3 Kg no es precisamente una cámara ligera. Incluso hoy en dia cuesta imaginarse a uno mismo correteando por ahi con este monstruo y eso sin la presión de estar bajo fuego enemigo.

La calidad de construcción es tal; que incluso a mi me sorprende el modo en el que los materiales han soportado el paso del tiempo, 80 años son ya un tiempo prudencial para saber si un cacharro va a salir bueno o no y las Medalist tienen un tacto tan suave en las aristas o en los bordes de los forros de piel que incluso mejora la sensación si la comparas con el tacto de las Zeiss Ikon de la época que serian algo asi como los Rolls Royce de esa década. La aleación del aluminio empleado y el posterior bruñido de las aristas (todas ellas redondeadas) es del nivel mas alto que tocado jamas. La piel de becerro continua con un pegado intacto después de 80 años, el adhesivo empleado debido de ser de otro planeta si tenemos en cuenta el uso brutal al que se vieron sometidas practicamente el total de las 10.000 unidades fabricadas y el estado en el que se encuentran actualmente, sin el menor indicio de que vayan a despegarse.

Los cristales son de una dureza extrema, como todo en la Medalist y nunca he visto una sola de ellas con el objetivo inutilizado por el paso del tiempo, Este sencillo diseño “alumenizado” según lo denominaba Kodak (multirrevestivo por ambas caras en realidad) de cinco elementos en tres grupos, fue especialmente pulido y ensamblado para garantizar un centrado extremadamente preciso, de tal modo que de ser desensamblado es imposible volver a centrarlo, pero no se preocupen, no creo que nadie haya necesitado jamas despegar ninguno de los elementos del Ektar 100, el bálsamo de Canadá que los une era de una calidad tal que no se conoce ni un solo caso de separación de lentes en estas cámaras.

Cargando la película

La carga del film en esta cámara diseñada para película 620 merece un capítulo aparte porque a no ser que tu Kodak Medalist haya sido modificada para tal fin, te veras obligado a recargar los spools 620 con película 120 manualmente (a oscuras por supuesto); esto no es que sea especialmente complicado, de hecho yo disparo siempre mi Medalist con spools recargados pero no es algo cómodo ni rápido y te obliga a conservar una numerosa batería de spools de reserva solo para tal fin. La película 120 es exactamente del mismo tamaño que la 620 pero los spools de esta ultima son muchísimo mas finos y precisos de tal modo que es literalmente imposible colocar un rollo de 120 en los compartimentos de la Kodak Medalist si no ha sido modificada y aunque pudieses meterlos de un modo que no logro imaginar, no podrías avanzar la película porque las llaves de transporte del 620 son mucho mas pequeñas que las ranuras del 120 y destrozarías directamente el spool de plástico de 120 con el riesgo de que alguna partícula de plástico te acabara por joder algún mecanismo. De modo que o te haces tu mismo los rollos o tendrás que enviarla a modificar.

Una vez metido el rollo de alimentación en la parte derecha y el de recepción en la izquierda, tienes que mirar por la ventana roja del respaldo el papel de la película hasta que aparezca el nº 1 de la primera foto, una vez conseguido, se tiene que poner el contador manualmente en en la foto 1 y armar la obturación con la palanca manual que hay justo debajo del visor y ya tendríamos nuestra Medalist lista para la primera foto. Para el resto de las tomas ya no nos tenemos que preocupar de nada, la cámara se encargara tanto de la posición de las tomas como del armado de la obturación solo con girar la rueda de avance en el sentido de las manillas del reloj justo hasta que haga tope en la siguiente foto y esto será así hasta que se acabe el rollo. En caso de rotura del sistema de armado y transporte, se podía seguir disparando la cámara posicionando las fotos con la ventana roja trasera y armando manualmente cada foto como hicimos con la nº 1.

Enfoque y disparo

Enfocar con el telémetro acoplado de la Medalist es una autentica gozada, después de una simple limpieza de los prismas del telémetro, el visor vuelve a brillar como lo hacia 80 años atrás, con una precisión de foco acorde con el resto de detalles de la cámara. Puedes disparar sin miedo a plena abertura f3.5 y a distancias cortas con la seguridad de que donde pongas el ojo tendrás la bala, otro asunto ya será que aciertes con el foco porque el formato 6×9 y su profundidad de campo tan escasa te exigirá muchísima técnica para conseguir tomas a foco. Ojo que las ventanas del telémetro y de encuadre están separadas pero el diseño de la cámara te permite (si no te echas demasiado encima del visor) ver ambas a la vez; con lo que enfocar y componer puede ser tan rápido como quieras, en la practica, no notaras mucha diferencia con respecto a las cámaras que tienen ambas cosas en la misma ventana.

 

Acerca del mantenimiento

Si te haces con una Kodak Medalist no te dará graves problemas técnicos, mi consejo como siempre es que la adquieras en un lugar de confianza y si no fuera así, que le hagas una mínima revisión para poner todo a punto de modo que tengas cámara para rato sin tenerte que preocupar de que te deje tirado. Las cuchillas del obturador supermatic son desproporcionadamente grandes y de acero templado de tal calidad que todavia soportaran el uso unos cuantos cientos de años mas.

Sobre la modificación a 120

Si tienes pensado modificar tu Kodak Medalist, ponte en contacto conmigo porque que yo sepa, este trabajo solo hay dos tipos en el mundo que estén dispuestos a hacerlo, uno esta en los Estados Unidos y el otro voy a ser yo mismo. Hay dos tipos de modificación posible, la mas sencilla consiste en modificar el espacio de alimentación que es el compartimento derecho, de modo que puedas introducir directamente los rollos 120 tal y como vienen encapsulados, pero ten en cuenta que con esta opción deberas de poner un spool del tipo 620 en el espacio de la parte izquierda de forma que la película expuesta se vaya alojando en el, lo cual hará sin el menor problema porque toda la película de un rollo 120 cabe perfectamente ahí. Tendrás que revelar tu mismo esos rollos o en caso de ser película de color y enviar a laboratorio, tendrás que pedir que te devuelvan los spools.

Otra opción muchísimo mas costosa porque habrá que desmontar la cámara por completo, es la de modificar ambos alojamientos, de modo que puedas usar los rollos 120 en los dos espacios.

Por supuesto, puedes usarla recargando tu mismo los spools 620 como se muestra en este video.

 

En la calle con la Medalist

Si te gusta pasar desapercibido entre la gente cuando sales a fotografiar, no te encontraras muy augusto con este cacharro en las manos porque sin pretenderlo serás el centro de muchas miradas, desde luego no vas a pasar inadvertido, eso si, a veces te da pie a conversar con la gente y si les sacias un poco la curiosidad incluso te puede servir como pasaporte para conseguir algún buen retrato.

Algunas fotos de muestra

Con película Fujifilm Acros 100 disparada a ISO 64 y revelada con Rodinal 1+25

Manual de instrucciones aqui

 

 

KMZ Horizon Kompakt

IMGP3854

Una panorámica para todos los bolsillos

Acceder al mundo de la fotografia panorámica no esta tan lejos como algunos podrían pensar; si bien es cierto que este escalón de acceso es técnicamente muy limitado, no es menos cierto que en fotografia menos es mas y que con la disciplina necesaria, se puede sacar partido a algo tan básico como este artilugio fabricado en Ucrania para Lomography.

La linea Horizon de KMZ es bastante completa y se compone de varios modelos, todos con el mismo principio de fabricación, cámara con objetivo fijo y obturador rotativo para negativos de 24x58mm. Esta version solo tiene una abertura fija a f8 y tan solo una velocidad instantánea de 1/60 mas la lenta de 2seg completos, no hay quien de menos en este segmento.

Sensaciones

La sensación en la mano, corresponde a lo que uno espera en un producto ruso de bajo coste. Pesa tan poco que cuesta pensar que se trate de una cámara de verdad (unos 600gr), esta puede ser una de sus pocas ventajas porque las cámaras panorámicas suelen ser  un poco pesadas. El tacto es acorde con su coste, plástico sin mas, no hay ninguna sensación especial al cogerla, entre lo poco que pesa y el tacto tan poco especial da la sensación de ser un juguete y esta sensación se incrementa con el uso porque el ruido de su resorte suele atraer todas las miradas en varios metros a la redonda ya que suena como si de una cámara de broma se tratara.

El visor es bastante brillante y luminoso, pero demasiado optimista porque muestra mucho mas de lo que después veremos en la foto, sobre todo en la parte vertical del encuadre, carece de marcas aunque lo que vemos en horizontal se corresponderá  bastante bien con lo que veremos después en el negativo pero verticalmente nos muestra una imagen mucho mas amplia de la real, hay que tener cierto cuidado con lo que metemos en la foto para que después no nos salga cortado.

Con 120º de cobertura viene a ser la menos panorámica de todas las opciones disponibles, pero 120º son muchos grados si se utilizan bien. Puede tomar 21 fotos en formato 24×58 por cada rollo de 36. Su construcción no puede ser mas modesta, fabricada prácticamente en plástico casi en su totalidad, a excepción de la torreta y el tambor del plano focal que son metálicos, el resto de sus piezas son de plástico. Sigue el principio de las Horizon clásicas, es decir, un objetivo angular de 28mm de focal, hace un barrido sobre el plano focal semicircular, para ello hay que tensar el resorte del mecanismo en cada toma con la palanca situada bajo el visor y liberando el mecanismo con el botón disparador, se abre una pequeña rendija en la parte posterior que va dejando pasar la luz a través del objetivo. Esta rendija queda cerrada una vez expuesta la película y no se vuelve a abrir hasta que se vuelve a liberar el sistema, esto impide el velado de la película durante el armado del sistema. Ojo que no hay seguro de doble exposición, por lo que deberemos de memorizar en cada toma el estado del conjunto. El paso de película se acciona mediante la rueda que hay en la parte derecha y va haciendo tope en cada foto para conseguir la necesaria marginación entre tomas, el contador se pone a cero de forma enteramente manual y el rebobinado que esta en la rueda contraria, es posible realizarlo de manera accidental pus no precisa de seguro de liberación, así que hay que ser muy cuidadoso con el modus operandi. Después de un par de carretes, uno se hace al funcionamiento tan rudimentario sin problemas pero hay que prestar mucha atención al principio.

No tenemos velocidades, ni aberturas, de modo que todas nuestras fotos serán expuestas con la misma combinación de valor EV por lo que deberemos de buscar situaciones que se aproximen al máximo a nuestro valor EV disponible dependiendo de la sensibilidad de nuestra película, lo único que podremos variar sera esto, la sensibilidad, pero todas nuestras fotos deberían ser expuestas para ese valor de sensibilidad, un verdadero lío para los principiantes, la verdad, pero se puede recurrir a una herramienta mas para controlar la exposición, el revelado. El revelado semi-desatendido o totalmente desatendido sera la clave si queremos abarcar un abanico mas amplio de valores EV teniendo tan pocas herramientas de maniobra.

Algunas fotos de muestra

Estas fotos de muestra fueron realizadas durante el ultimo festival Revela-T 2017 en Vilassar de Dalt con película Ketmere 100 revelada con Rodinal en una dilución lenta de 1+50.

 

Manual de instrucciones de la Horizon 202 aquí 

 

WIDELUX Model F7

 

IMGP7767

Una panoramica a pulso…

Esta Widelux Model F7 es el modelo mas común de la firma Widelux con unas 8000 unidades fabricadas y es prácticamente la misma que la anteriormente testada Widelux Model F6, con la salvedad de que esta nueva versión no se fabrico nunca en color silver, todas son de color negro.

Basicamente es una panorámica para paso universal con obturador rotativo de tres velocidades y objetivo angular de de foco fijo con una focal de 26mm.

Vision periférica

Solemos leer que en fotografia, la llamada focal ideal es la equivalente a un 45 o 50mm en paso universal (35mm) y que es la que mas se asemeja a la visión que tenemos las personas sobre la vida real, pero esto es una verdad a medias porque en realidad esto es así para un solo ojo, pero las personas tenemos dos normalmente y nuestra visión real es mucho mas amplia, es lo que conocemos como visión periférica.

De modo que podríamos casi asegurar que los 126º de cobertura de las Widelux F (los 140º grados anunciados son para la diagonal en realidad) corresponderían a una media bastante acertada de la visión periférica que tendríamos la gran mayoría de nosotros. Quiero decir con esto que podemos prescindir del visor incorporado y que basta con echar un vistazo a la escena para hacernos una idea de la composición? Pues la respuesta en mi opinión y con mi visión periférica (no todos tenemos la misma) es que si; a mi me basta con echar un vistazo en derredor y centrar la cámara teniendo mucho cuidado con llevar al centro el nivel básico de burbuja que incorpora para que las tomas se correspondan con lo previsto.

 

Carga y disparo

Si uno se lee el manual de instrucciones para poner el rollo adecuadamente, se dará cuenta de que no se especifica nada al respecto, como tampoco sobre la selección de las velocidades de obturación  y suelen ser los problemas mas comunes con los que se suelen encontrar los nuevos usuarios sobre todo. Conviene tener claro que si se pone el rollo de forma equivocada, es muy probable que no salga absolutamente nada en nuestras fotos mas allá de simples manchas de luz y que si se acciona el selector de velocidades sin tener armado el resorte de la obturación, es mas que probable que rompamos el mecanismo de accionamiento del rotor.

Mucha atención pues al selector de velocidades y solo cambiarlo de posición una vez que tenemos armada la obturación, nunca antes. Y mucha atención a la colocación del film, siempre por debajo de los rodillos de forma que quede perfectamente ajustado al plano focal semicircular.

También hay que tener un poco de cuidado con el armado de la obturación y llevarlo siempre hasta el tope, porque si se nos dispara accidentalmente a medio recorrido, la torreta se moverá pero la trampa de luz no se abrirá a no ser que parta desde la posición inicial y nos dejada un negativo fallido totalmente en negro.

 

Control de enfoque

Como podemos controlar esto en una cámara de foco fijo?, realmente no se puede porque el 26mm de las Widelux viene pre enfocado a 4 pies de modo que el foco perfecto lo tenemos exclusivamente a esa distancia y va ganando nitidez aceptable a medida que vamos diafragmando por lo que las aberturas ideales de uso son las de f8 y f11

 

captura-de-pantalla-2016-12-14-a-las-12-13-43

 

Sensaciones

Pues las sensaciones en la mano son muy similares al anterior modelo, tiene un acabado un tanto tosco y un modo de uso muy peculiar que nos obliga a tirar muchas fotos para familiarizarnos con la cámara hasta el punto en el que encontremos un equilibrio en el cual podamos olvidarnos un poco del modus operandi y nos podamos centrar en lo que importa con la tranquilidad necesaria de que nuestras fotos van a salir correctamente.

 

En general todas las cámaras panorámicas son cámaras caras y delicadas, encontrar una que se ajuste a nuestras necesidades y presupuesto puede ser una tarea complicada asi que lo mejor es hacerlo en un lugar de ciertas garantías, hay muchos vendedores en internet que te responderán si algo no va como debería y mi consejo es que se adquiera siempre en un sitio de confianza donde se respeten estos principios porque son maquinas que o bien deben de estar recién revisadas (y probadas con película) y lo mejor es que sean de alguien que la tenga en uso continuamente, de otro modo, puede ser que lo  que nos ahorremos por un lado tengamos que gastarlo por otro en la puesta a punto.

Problema de banding en la Widelux

widelux-f7-contrasto-200-ufd-110-8

Unas fotos de muestra tiradas con película Contrasto 200 a pulso y reveladas con Rodinal 1+100

 

Otras con película Agfapan APX 100 revelado con FX-39 1+50 22º

 

 

Con película Contrasto 200 y Rodinal 1+25

 

Mas información

 

 

Manual de instrucciones aqui

NOBLEX Pro SPORT

_dsc0057

Una panoramica en la calle…

No es nada raro verme por la calle con una panorámica, aunque su hábitat natural este lejos del reportaje urbano, mis paisanos están acostumbrados a verme con todo tipo de cacharros raros y entre otras cosas, muchas veces ando con panorámicas de este tipo.

He querido presentar en mi blog a las Noblex con este primer modelo que es el mas básico y asequible de todos los que fabricara la Kamera Werk Dresden GmbH. Con la Pro Sport, Noblex quiso llegar al gran publico, porque con 995,00 $, te daba acceso al pequeño universo de estas cámaras fabricadas de manera enteramente artesanal en Dresden para el formato panorámico de 24x66mm; que es con ligerísimas diferencias el mismo que en otras cámaras por el estilo como las Hasselblad X-Pan, las Widelux F series o las Horizon etc, es decir, para unas 19 tomas y con unos 136º de cobertura sobre película de paso universal.

Aunque todas las Noblex están ya fuera de producción, todavía es posible adquirir algunos modelos bajo pedido a través de Noblex Canada.

El principio de las Noblex es básicamente el mismo que en la mayoría de las panorámicas de 35mm, excepto la X-Pan. Consiste en un plano focal semicircular sobre el que se proyecta la imagen a través de una ranura con un objetivo angular de 29mm, mediante un rotor que gira de forma sincronizada a distintas velocidades.

Este modelo que es el mas basico, carece de acoples para varios accesorios como el Panolux o el modulo para largas exposiciones así como de información sobre nivelación en el visor, pero es ideal para sacar a la calle a pulso porque es la mas ligera y la única que dispone de velocidad 1/30 sin accesorios, que puede ser de gran ayuda cuando cae la luz según veremos mas adelante.

Sensaciones

La sensación en la mano es muy agradable, tiene una ergonomia que no tienen otras panorámicas mucho mas incomodas de asir, pese al acabado platicos, da siempre la sensación de tener un producto de calidad Made in Germany sin ninguna duda. La construcción  interna tanto del rotor como del bloque de la cámara así como del soporte del objetivo,  es metálica y esta acabada en policarbonato de alta resistencia que absorbe golpes y aguanta muy bien la abrasión.  900gr. con un rollo de 36 es un peso considerable pero el gran tamaño hace que esto pase un poco inadvertido. Los asideros de ambos lados están recubiertos de caucho natural, que ni se pone pegajoso ni se endurece como pasa con otras cámaras de similar acabado y de menos calidad; ojo con donde ponemos los dedos al disparar porque el ángulo de cobertura nos coge los dedos si no la cogemos adecuadamente. El sonido del rotor, transmite sensación de precisión y su sonido pasa bastante desapercibido con el rumor de la calle.

El visor es una autentica maravilla, completamente sellado al polvo o la humedad es de una nitidez extrema, no acusa efecto flare en ningún momento ni siquiera cara al sol, esto no tiene nada que ver con visores similares de cámaras japonesas y o no digamos ya de las rusas, ni siquiera la carísima Hasselblad tiene una imagen así de brillante.

Seria conveniente practicar con un rollo de pruebas antes de meter el primer carrete porque el modo de carga es un poco peculiar sin ser complicado. Hay que fijarse bien hacia donde gira el spool receptor porque es muy fácil enhebrar la punta al revés y se formara un follon de narices en el interior. Según el manual hay que tirar tres fotos en vacío antes de poner el contador a cero, pero en la practica, si eres cuidadoso, con solo tirar una foto tendremos el rollo listo y conseguiremos dos fotos mas por cada rollo de 36.

Bajo la empuñadura se alojan las 4 baterías tipo AAA que aconsejo que sean de calidad siempre porque el consumo inicial del rotor es elevado y las pilas de baja calidad te dejaran tirado mucho antes de agotarse hasta la mitad, las de calidad te saldrán baratas porque podrán activar el sistema hasta casi el final de su vida útil. Ojo con esto de las pilas. La cámara tiene un led verde que indica que esta operativa, el led se apaga cuando el selector de velocidades esta fuera de las posiciones que van de 1/30 a 1/500, pero esto no quiere decir que la cámara este apagada, en la parte inferior de la cámara hay un interruptor on-off que es el que desconecta todo el sistema, si no la apagamos de ahí, a la mañana siguiente nos encontraremos con las baterías totalmente descargadas. Siempre que  no este en uso, es conveniente colocar el interruptor en off.

Una vez cargado el rollo y cerrado el respaldo, se pulsa el botón del contador para poner a cero y ya uno se puede centrar exclusivamente en las fotos. Las velocidades se pueden elegir antes o después de pasar la película, no ocurre como en las Horizon que te puedes cargar el mecanismo si lo haces con antelación, aquí te olvidas de todas esas precauciones y los problemas de bandíng no existen porque el giro del rotor en exacto y preciso siempre, aquí se nota la producción alemana. Ojo con la posición de los dedos al coger la cámara, porque a nada que te confíes, te saldrán en la foto, ver un ejemplo mas abajo de foto fallida por este asunto.

Captura de pantalla 2017-03-12 08.03.57

Después de acabado el rollo, hay que presionar un vástago que hay en la parte inferior para poder rebobinarlo, solo esta tontería de la acción de rebobinado puede hacer que te decantes por esta cámara como cámara panorámica principal en este formato, porque es de una suavidad y de una precisión que no se puede explicar con palabras; solo si has hecho esto mismo con una Widelux (o no digamos ya de haber sufrido la tortura con una Horizon), te puedes hacer una idea de lo que estoy diciendo, el recorrido del film es tortuoso en estas cámaras y por ello, cuando la película ha de retornar al chasis, tiene que hacer el mismo trayecto pero a la inversa y es una operación ciertamente delicada y tosca con otras cámaras, con la Noblex no te enteras, porque va como la mismísima seda.

El objetivo que es una variante del diseño Tessar de 4 elementos multi revestidos, es de una focal equivalente de 29mm y esta preenfocado para conseguir siempre la máxima profundidad de campo sea cual sea la abertura seleccionada. He de hacer constar que este objetivo Noblar es de una resolución extrema, haciendo honor al diseño ojo de águila en una de las variantes mas resolutivas que he probado jamas, ojito con este Noblar pues, porque va a sorprender hasta los mas incrédulos. Esta un poco limitado por su abertura máxima de tan solo f4,5; por esto es una cámara mas apropiada para exteriores, entre esto y la velocidad mínima de 1/30, la cámara nos invita siempre a andar por la calle con ella mientras haya buena luz natural.

Seguramente los mas puristas se echaran las manos a la cabeza cuando me vean con ella a pulso, pero yo no soy nada ortodoxo con estas cosas, así que a la calle con ella.

Vamos con unas tomas de ejemplo, realizadas todas ellas a pulso, sin fotómetro y con película IDS Contrasto 200 disparada, revelada durante 20min para esa sensibilidad con Rodinal en una dilución lenta de 1+100.

 

El Noblar 29mm ademas de ser muy resolutivo, aguanta las diferencias entre las altas luces y las mas densas sombras con verdadero carácter, se nota su construcción alemana y te constata que te has gastado las perras muy pero que muy bien.

 

NOBLEX Pro Sport Contrasto 200 Rodinal 1+100 015 copia

 

Podeis ver todas estas imágenes de ejemplo en mi Flickr a gran tamaño, allí podréis haceros una idea de lo que es capaz este cacharrito.

Aqui tenéis otro rollo de muestra esta vez con la mítica Technical Pan, caducada desde hace 18 años y revelada con Rodinal en dilución 1+150

 

Manual de instrucciones aqui.

Proyecto Trasvase Tajo-Segura

hasselblad-swa-biogon-38-acros-100-ufd-1100-0002

 

He fotografiado los aproximadamente 250 muros de contención del trasvase Tajo-Segura a su paso por  Orihuela, la mayoría de estos muros presentan un graffiti único aunque la temática es bastante común y curiosamente, todavía queda alguno sin decorar. Son murales burdos sin contenido alguno de interés artístico pero me pareció que el conjunto en si, merecía la pena ser fotografiado.

El paso del tiempo y los intentos por plasmar algo mínimamente digno por parte de quienes los han “decorado” despertaron mi interés ya que llevo décadas viendo como estos muros cambian continuamente su aspecto.

Para ello utilice una mítica cámara Hasselblad, la SWA, la primera y primitiva versión con el Carl Zeiss Biogon 38mm simétrico. las tomas están realizadas en película Fujifilm Acros 100 caducada y revelado con varios reveladores distintos aunque la estética final es muy similar.

La proximidad a los muros y el carácter arquitectónico de las imágenes me pedían el uso de este objetivo libre de distorsión, tengo otras tomas realizadas con la Mamiya RB67 y el Señor C Fisheye 37mm que le dan una estética completamente distinta. Iré actualizando este post con otras imágenes.

 

No hay ningún retoque y he dejado los elementos mas burdos del paisaje tal cual se encuentran, es un lugar donde hay tramos en los que tiran basuras, en otros son parte del “jardín” de alguna casa de la huerta y en otros hay tramos de carreteras.

 

Creo que nadie los ha fotografiado nunca y me pareció cuanto menos curioso siendo un conjunto tan extenso, en fin, aquí os lo dejo.

 

 

Haciendo clic en la imagen de abajo hay un enlace al google maps por si alguien tiene curiosidad por conocer el lugar.

captura-de-pantalla-2016-11-23-a-las-20-18-25

Rolleiflex 2.8C Model K7c

rolleiflex-2-8c-1

Fabricada en 1954 esta es una de las Primeras Rolleiflex 2.8, todavía sin fotómetro acoplado y con el  diseño primitivo del Carl Zeiss Planar de 5 elementos multi revestidos. Un objetivo con personalidad propia.

Esta unidad ha sufrido un largo proceso de restauración prácticamente integral, me llego en un estado realmente lamentable, le faltaban varias piezas así como parte de la piel original, con todo el frontal prácticamente destrozado pero después de un laborioso trabajo con ella ha quedado en un estado mas que decente y a juzgar por las pruebas realizadas, ha vuelto nuevamente a la vida para seguir dando guerra.

La Rolleiflex 2.8C es una de las Rolleiflex 2.8 con mejor relación calidad/precio, no tiene un precio desorbitado como suelen tener las versiones F y tiene gran parte de sus prestaciones. Lógicamente es una cámara para fotógrafos avanzados porque no dispone de ayudas en la exposición; se puede utilizar un fotómetro de mano pero se pierde gran parte de su agilidad de este modo y porque no decirlo, también de su encanto. Pero ante la tesitura de gastar un dineral en una 2.8F o tener que trabajar un poco mas en cada foto, creo que esta Rolleiflex puede ganarse muchísimos adeptos ya que perfectamente puede costarnos la 4ª o la 5ª parte de la otra.

 

 

La sensación en la mano es tan buena como la de cualquier otra Rolleiflex 2.8 de esto no cabe la menor duda. La carga es automática por el sistema patentado de rodillos detectores Automat. Dispone de un visor y una pantalla de enfoque no intercambiables, pero con múltiples opciones de encuadre y de enfoque incluso. La pantalla es muy brillante, no tanto como en los modelos posteriores pero lo suficiente como para ser perfectamente útil sin ayudas de micro prismas ni de imagen partida. Tiene una trama cuadriculada para ayudar en la composición. La palanca que sirve a la vez para el avance de fotogramas y armado de la obturación es suave y sin ruido de mecanismos, esto unido al poquísimo nivel de ruido del obturador Synchro Compur hacen de esta 2.8C una cámara muy discreta. El mando de foco es muy suave también y pasa de infinito a 2,5m en tan solo un cuarto de vuelta. Puede usar película 120 y rollos de 35mm con el accesorio Rolleikin, aquí podéis ver un video de como se coloca dicho accesorio.

Un filtro amarillo y un parasol ayudaran muchísimo al viejo Planar que después de casi 70 años a sus espaldas agradece cualquier ayuda y con este par de accesorios tendrá un mejor control de las luces parásitas y un ligero aumento del contraste. Con esta ayuda no hallareis diferencias significativas en el resultado comparándolo con el mas moderno de 6 elementos.

Los mandos de velocidades y aberturas están dispuestos de manera tradicional en la marca y disponen del cómodo bloqueo de valor EV que permite moverse con cualquiera de los dos mandos en el mismo rango de combinaciones de abertura/velocidad para un valor EV determinado. En el dorso hay un recordatorio de valores EV para combinaciones de entre 3 y 18. La bayoneta de accesorios es la RIII por lo que los accesorios como parasoles, lentes  y filtros no van a ser especialmente baratos, suelen ser los mas caros dentro del catalogo Rolleiflex.

 

 

Las imágenes de ejemplo fueron tomadas con película Fujifilm Acros 100 caducada y revelada con Argenti U.F.D. en dilución 1+10, pretendía mostrar que se pueden tomar fotos dinámicas y divertidas, no solo es una cámara para tomas serias y de gran empaque que también, el Planar tiene para eso y para bastante mas.

 

Manual de instrucciones aqui.

 

 

 

OPTIKA Model IIa Musashino KoKi 6×9

optika-iia-1jpg

Una cámara grande, muy grande

Creo que esta cámara le va a sonar a muy poca gente, por no decir a nadie, la Optika IIa es una evolución para exportación de la Rittreck IIa, son literalmente idénticas. Es la única cámara réflex de 6×9 fabricada en Japón en la historia de la fotografía.

Esta cámara se comenzó a fabricar en el año 1965 y en 1968 Musashino KoKi dejo de comercializarla en favor del modelo Rittreck 6×6 que después derivaría en las famosísimas y muy cotizadas Norita 66, después de vender su patente a este grupo; en la actualidad Musashino KoKi sigue fabricando diversos modelos bajo el nombre de Wista Company Limited.

Pues basicamente, la Optika IIa es algo así como la precursora de las Mamiya RB, porque la RB es muy posterior, mas que nada para que se entienda el concepto porque no es exactamente igual, o lo que es lo mismo; una cámara réflex modular de formato medio, de hecho disponia de 4 formatos de toma, 3 de ellos en el mismo chasis (6×9 6×7 y 4,5×6) varias opciones de chasis para película en rollo 120 y para placas 6×9 con marcas en la pantalla de enfoque para todos los formatos disponibles. Capacidad para reproducir en formato 1:1 (lo que podemos denominar macro) invirtiendo la placa del objetivo standard y un buen puñado de ópticas adicionales disponibles desde 50 a 600mm.

Algunos detalles técnicos

La Optika IIa no tenia retorno automático del espejo ni automatismo de cierre del diafragma por lo que el uso es bastante lento comparándola con las réflex posteriores. Hay que abrir el objetivo para enfocar y cerrarlo hasta el diafragma de trabajo manualmente en cada toma y perdemos la visión en el visor tras cada disparo pues el espejo no vuelve a colocarse en posición de foco hasta que no armamos el mecanismo de obturación; que es del tipo plano focal con cortinillas de tela de recorrido vertical. Las velocidades disponibles van desde 1/20 a 1/400 mas B con sincronización de flashes electrónicos a 1/20. Y el paso del film no esta sincronizado con el armado de la obturación.

Cuesta imaginar a los fotógrafos deportivos de la época armados con semejante armatoste con visión invertida horizontalmente ya que el visor de cintura no es intercambiable y no hay posibilidad de corregir con prismas y disparando a pulso con un tele pues el peso pasa ampliamente de los 3Kg en esta configuración (ojo que hay cámaras de GF que pesan menos). Sin lugar a dudas, pese a lo que se quería hacer creer con la publicidad de la época, su lugar estaba destinado al estudio, montada sobre columna.

optika-iia-7

 

Cargando la película

Comenzamos con la carga del film que no es nada sencillo y requiere cierta practica, pero no es nada que no se resuelva con un par de cargas previas. Hay que situar el contador en la foto nº1 y después de cada toma hay que volver a avanzar el film hasta la siguiente foto, no hay que olvidar que el arrastre no esta sincronizado con el armado de la obturación. Levantamos la tapa del objetivo que sirve a su vez de parasol con el objetivo estándar de 105mm, abrimos el enorme visor desplegable y se nos muestra una inmensa pantalla de enfoque muy brillante, mucho!!, tanto que se puede enfocar sin problemas con el objetivo en posición de trabajo a f8 o incluso f11 si la luz de la calle es buena y no tiene mas ayudas que una simple zona central mas brillante, pero se puede coger foco en toda la pantalla. La pantalla no es intercambiable y dispone de marcas para todos los formatos de toma disponibles como comentaba mas arriba. La operación de foco es rapidísima y muy certera pese a la poca profundidad de campo disponible con el formato 6×9 y las 8 fotos disponibles pasan a buena velocidad pese a la lentitud de la operación de carga y disparo. Tiene también un visor de Galileo o deportivo que cubre el encuadre del objetivo 105.

Sinceramente no es cámara para andar sin trípode, no aconsejo llevarla a pulso porque después de media hora con ella en las manos acaba uno agotado y con calambres en los brazos

Sensaciones en la mano

La sensación en la mano es realmente impresionante, en configuración básica, es decir, con el Luminant 105mm y chasis básico de 6×9 la cámara pesa 2,7 Kg, mas o menos el doble que una Hasselblad 500 en la misma configuración. Yo he salido con ella a la calle y lo que se dice cómoda, puedo asegurar que no es, las fotos de muestra que pongo mas abajo están tomadas a pulso y en configuración básica.

Se nota que es un aparato de fabricación impecable, muy cuidado en los detalles y muy agradable al tacto. Mecánicamente es bastante compleja en el diseño pese a la sencillez de uso, su obturador se basa un sistema de dobles ejes muy poco común que hace que sea propensa al bloqueo por falta de uso ya que los resortes se ven obligados a mantener una gran tensión por el volumen de masas que deben de soportar.

Se ven muy pocas de estas cámaras en Europa, la gran mayoría están en USA o en Japón y gran parte de ellas se encuentran en desuso precisamente por el problema mencionado. La que aparece en las fotos, como a todas si se pretende usarlas, tuve que hacerle una revisión muy importante antes dejarla en orden.

Las fotos de muestra fueron realizadas con película Fujifilm Acros 100 caducada y revelada con Argenti U.F.D. en dilución 1+10

 

 

Fotografiando con el Luminant

El Luminant 3.5/105 es un objetivo multi revestido con diseño Tessar de 4 lentes,  tiene un circulo de imagen de 110mm por lo que usa prácticamente el centro de la imagen, y esto le confiere una gran nitidez en todo el campo de visión pese a ser una óptica de tan sencillo diseño. Soporta muy bien las luces parásitas, el retrato de la muestra esta tomado sin filtro, sin parasol y en una situación de fuerte contraluz, la lectura de la exposición, tomada en las sombras (1/125 f4), mete toda la parte central de la gama tonal en la imagen y sin sacrificar las altas luces de la pared con sol directo que se representan con toda su textura. En las otras tomas de paisaje rural se ha forzado al extremo esta situación, mostrando zonas en la sombra mas profunda y zonas a pleno sol y el Luminant resuelve maravillosamente la situación; por supuesto no hay edición digital de ningún tipo.

 

Manual de instrucciones aqui

Canon Canonet 28

Canonet 28

 

Aqui tenemos una de las cámaras mas sencillas dentro del amplio abanico de compactas con enfoque por telémetro  535gr. con carrete de 36 es un peso ligero en esta categoría. La Canonet 28 es una evolución de la Canonet 2.8 que usaba una célula de selenio, en esta nueva versión la célula es del tipo Cds y usa dos baterías PX625 de 1,35v para activar su fotómetro y todo el sistema de exposición automática. La elección de la focal en 40mm es todo un acierto, da mucho mas juego que los 45mm que llevan otras marcas en este tipo de cámaras.

Esta cámara como  la mayoría de las Canonet, esta construida en torno a un objetivo Canon de 40mm f 2.8 con obturación central mecano-electrónica con tiempos automáticos que van desde 1/30 seg a 1/620 seg y un abanico de diafragmas de entre f2.8 y f 14,5, esto nos da una serie de combinaciones de exposición de entre EV 8 a EV17 para un ajuste de la norma ISO de 100, lo que debería de ser mas que suficiente para la gran mayoría de tomas que vayamos a realizar con luz dia. El objetivo cano tipo Tessar de 4 elementos en tres grupos es de una calidad suficiente para unos tamaños de impresión de hasta 20×25. Con una resolución aceptable y un buen control de los colores y el contraste, algo subidito todo como es frecuente en estas gamas de cámaras, lo que la hace muy divertida de usar tanto en b/n como en color. Su sistema de medición es muy primitivo por lo que el uso de diapositiva no esta muy indicado a no ser que sepamos muy bien lo que estamos haciendo, no hay posibilidad de control manual de la exposición.

El visor no es de lo mejor que he visto en este tipo de cámaras, mucho mejor que en las Minolta e infinitamente mejor que en las Yashica. En cualquier caso es una aparato de bajo coste de producción y esto se nota por todas partes y una de las cosas en las que mas lo vamos anotar (si nos da por comparar con las grandes cámaras de telémetro) es en el visor lógicamente; con un factor de magnificacion de solo 0,6x se ve todo muy pequeño y con un ligero tinte azulado. Tiene una base del telémetro muy corta, de no mas de 35mm por lo que la precision  también es muy justita, así que mucho cuidado al enfocar a distancias muy cortas y a máxima abertura, (enfoca a 0,80m) porque igual la precisión de foco no es la deseada y va a ser precisamente por esto. Dispone de doble marco de encuadre sin corrección de paralaje, para infinito y distancia mínima de foco. En una ventanilla lateral, nos informa con una aguja que se desplaza sobre una escala, de la velocidad aproximada que va a escoger para la foto, sin información alguna sobre la abertura, pero con dos topes rojos que si informan de la sobre o sub exposición, en cuyo caso el disparador quedara bloqueado mecánicamente. Si tenemos un poco de practica con este sistema, presionando el disparador hasta la mitad, podremos bloquear el valor EV a modo de bloqueo AE para componer y disparar después, pero exige bastante practica porque a la mas mínima presión se nos disparara el obturador.

 

En la mano nunca da la sensación de ser otra cosa que el escalón de entrada del sistema Canon de telémetro, El tacto de los materiales y el peso es muy bueno. El tacto es suave y de buen acabado como se espera de una Canon, en esto no tiene nada que envidiar a sus hermanas mas caras QL19 o QL17 GIII, que son cámaras casi de culto, con esta sencilla Canonet 28 tienes prácticamente las mismas sensaciones que con las otras. Para el uso es muy sencilla, al carecer de controles, tan solo tendremos que poner el ajuste de la norma ISO de nuestro rollo, entre 25 y 400 y dedicarnos a cargar, enfocar y disparar. El visor que es del tipo de espejos semi translucidos como en la mayoría de estas cámaras y con ayuda por telémetro, permite componer y enfocar con bastante soltura dentro de sus limitaciones.

Es una cámara para llevar en excursiones o en salidas de esas en las que quieres ir con una cámara ligera que entre en el bolsillo de la chaqueta y de la que no te tengas que preocupar demasiado, es resistente y soporta muy bien el trato duro sin desajustarse fácilmente.

Como comentaba anteriormente, es una cámara totalmente automática pero si nos quedamos sin baterías por lo que sea, permite seguir disparando con una velocidad fija de 1/30 y con selección manual de la abertura, de hecho, si movemos el selector de la “posición A” a cualquiera de las aberturas manuales, automáticamente la cámara dispara a la velocidad de 1/30, esto puede ser útil si nos movemos con soltura en la regla Sunny 16.

Estas series llevan la célula del exposímetro dentro de la rosca de filtros, por lo que si decidimos utilizarla con algún filtro, la corrección de la exposición es totalmente automática al quedar por detrás de el la célula encargada de medir la exposición. Esto es una gran ventaja. Por cierto, la rosca para filtros o parasol es de 49mm, bastante común.

Abajo algunas imágenes de muestra con película IDS Contrasto 200 disparadas bajo la norma ISO 200 y reveladas con Rodinal 1+100. Disparadas con filtro amarillo medio.

 

La mayoría de estas Canonet siguen funcionando después de una buena revisión, si compráis una, aseguraos de que ha sido revisada recientemente y que tiene las juntas de luz cambiadas porque todas las que llevan las juntas de su época,  las tienen en mal estado y nos darán una desagradable sorpresa si la usamos tal cual.

 

Manual de instrucciones aqui

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

Campúa, una mirada a la historia

Blog sobre la obra del reconocido fotógrafo español José Demaría Vázquez "Campúa". En esta página iremos recogiendo sus mejores fotografías para ir configurando un banco de imágenes en alta resolución, así como relatos de su vida y su trayectoria profesional, que son un camino para conocer mejor la historia y la sociedad española del siglo XX.

La otra Mirada

fotografia por Jose Gálvez

Rue67

The street by Jose Luis Gea

CoolFrame

Fotografía

josegalvezfotografia

desde mis ojos, así lo veo

ibuyfilm

Sigo comprando pelicula...

platicandoenplata

Sigo comprando pelicula...

BLOG-spain images

Sigo comprando pelicula...

unotane

photography

Laura Tomé · Photography ·

Sigo comprando pelicula...