Leica M5 Summicron 35

La hija bastarda de Oscar Barnack. Despreciada y denostada durante décadas, la Leica M5 ocupa hoy en día el lugar que le pertenece por linaje. Y como siempre, ha tenido que ser la historia quien devuelva a esta mítica Leica el lugar que le corresponde.

Ahi esta la historia de Leica para consultarla pero puedo asegurar que se trata de la ultima obra de arte que salio de las factorías de Leitz en Wetzlar, realizada artesanalmente al 100%. Mirándolas bien y observando su construcción interna, se puede confirmar que no hay dos M5 iguales, el mecanizado manual de las piezas le da una personalidad única, como solo la tienen los productos 100% Leitz. Es cierto que los procesos productivos de Leica actualmente rayan la perfección pero si se siguieran los patrones de producción de los años 60 y 70, las Leica hoy en día serian prácticamente imposibles de vender por los altos costes de producción.

Las sensación en la mano es única, es distinta a todo lo que hayas podido tocar de Leica, es grande si, pero paradójicamente puede ser la Leica mas cómoda de todas las que hayas podido usar, desde luego es la única Leica mecánica que te permite ver la velocidad que tienes puesta directamente en el visor y según con que objetivo la uses, puedes incluso ver el valor del diafragma directamente en el objetivo. Es la que dispone de un dial de velocidades mas comido de usar, por su posición y tamaño, te permite accionarlo con el indice sin el mas mínimo esfuerzo. Y ademas es la mas silenciosa de todas las Leica jamas fabricadas, ninguna otra M o L39 tiene este sonido tan amortiguado.

La medición de la luz es puntual, la cámara ha de estar cargada para que la célula entre en modo de medida y proporcione lecturas y no hay que tocar el disparador durante la medición, porque al tocarlo por ligera que sea la presión, se desplaza la célula ya que el botón de disparo acciona el mecanismo que la oculta justo antes de la toma. Mucho ojo con esto.Permite el ajuste de la norma ISO entre los valores 6 y 3200 por lo que se puede usar prácticamente cualquier película con ella.

Logicamente podeis usar una M5 con la película o el objetivo que os venga en gana, pero parece estar especialmente diseñada para el Sumicron M 35 primera versión sin gafas. En la imagen de arriba viene precisamente con este soberbio objetivo. El Sumicron 8 elements es un diseño clásico simétrico que carece absolutamente de distorsión y que a plena abertura tiene una pegada que solo esta al alcance del 50mm Summicron. Tiene una representación de los planos fuera de foco con un look muy típico tridimensional que no tienen las versiones posteriores ASPH. que tan solo buscaban y encontraban la nitidez de las esquinas  sacrificando muchísimas cosas en ese transito. La foto de abajo esta tomada con ese mítico objetivo.

Leica M5 Summicron 1

Leica M5 + Summicron 2/35 8 elements Ilford Pan F disparada a f2

Diagrama Summicron 8 elements

Si buscais una Leica M5, id principalmente por la negra porque es la mas común y será siempre mas barata que la cromada y siempre por las de solo dos hebillas. Es un poco incomoda de llevar con la correa puesta esta versión de dos hebillas porque te obliga a llevar la cámara siempre en posición vertical pero es que las de tres hebillas “3 lug” son muy caras. Una buena opción es comprar la de dos hebillas y llevarla con la media funda de piel original, que lleva sus propias hebillas para la correa en posición normal o llevarla como yo, directamente en el bolso sin correa. La correa de muñeca no se puede utilizar con esta M5.

El problema mas común en las M5 es que tengan algún problema en la leva del meter, tened precaución a la hora de comprar una rota porque es muy complicado repararlas, no hay recambios normalmente. El visor es propenso a coger neblina y el telémetro pierde reflexión y contraste y no es recuperable a veces, comprad siempre la mejor que podáis encontrar, el estado en una Leica es siempre una inversión de futuro.

La M5 esta abierta a cualquier lente salvo a las versiones f4 y f3.4 del Super-Angulon 21 que presentan un diseño clásico no retrofoco con una lente trasera casi pegada al plano focal que impide el posicionamiento correcto de la leva del fotómetro.

La imagen de abajo fue tomada en 2015 con una Leica M5 y el objetivo Elmarit 2.8/135,  portada de numerosas revistas deportivas e imagen corporativa de una firma internacional de complementos deportivos de gimnasia ritmica

Leica M5 Elmarit 135

Leica M5 + Elmarit 2.8/135 W. Eyes T-Max 400 Rodinal 1+25

Anuncios