Captura de pantalla 2015-09-07 a las 8.36.19

Podemos tener un buen abanico de combinaciones con la Leica IIIf, en esta ocasión junto con un Elmar 2.8/5cm que originalmente salio con la IIIg pero que queda igual de bien con la IIIf.

Sin duda la Leica IIIf desmitifica un poco esa idea inicial de que Leica tiene que ser algo inaccesible por su alto precio, cualquiera de las Leica III tiene toda la fiabilidad de la marca en cuanto a la parte mecánica y en combinación con un Elmar puede darnos unos resultados que nadie se espera para una cámara de esta apariencia.

Es cierto que la carga de película exige cierta practica al tener que recortar la punta del carrete pero nada que no se pueda superar después de haber cargado dos o tres rollos ya lo haces de memoria.

El hecho de tener que encuadrar con un visor y tener que enfocar con el otro también parece un inconveniente y en realidad es mas cómodo con un visor que tenga ambas cosas, pero a cambio, tendremos un factor de ampliación del telémetro mayor que en ninguna otra Leica, por lo que la tarea de enfocar es mas cómoda en las III que en las M.

Y en la mano se siente que es una Leica por los  cuatro costados, todo en ella da la sensación de estar ajustado y preciso, tiene un peso considerable para su tamaño tan pequeño y es comodisima de usar.

Esta version del Elmar es mas moderna y vistosa que la anterior, y aunque no tiene la rabiosa definición del antiguo, sigue siendo un lente Leica en todos los sentidos y no nos defraudara ni en B/N ni en color.