Leica R6.JPG

Yo creo que de todas las Leica réflex, esta es la combinación de mejor relación calidad precio de todas, la R6 es una maquina que aúna toda la filosofía Leica en un cuerpo réflex.

Tiene aproximadamente el tamaño de una M con todas las ventajas de un visor réflex dentro, y si queremos disponer de toda la calidad Leica a un precio contenido, con un Sumicron-R 50 tendremos lo mejor de la marca en un tamaño y a un precio que nos la hará olvidar.

La R6 es una cámara de obturación 100% mecánica, únicamente requiere de dos pilas de botón de 1.5v para la activación del sistema de fotometría que es tan preciso como el de una M6 y que viene heredado de la Leicaflex SL utilizando el sistema de espejo semi translucido que apunta a una célula en la base del sistema réflex, la R6 ademas de la medición puntual, dispone de una opción mas clásica y menos selectiva que nos ayudara en nuestros principios si no dominamos muy bien la agudeza de un sistema puntual. La norma ISO es ajustable entre 12 y 3200, mas que suficiente para la mayoría de carretes del mercado, aunque con el compensador de exposición de +-2 EV (si un compensador en una cámara con un único modo manual), podremos extender esto hasta ISO 3 o 12.800. Todas las velocidades entre 1seg y 1/1000 seg se pueden usar sin baterías.

Dispone de una palanca para comprobación de la profundidad de campo y de un disparador retardado de control electrónico pese a tratarse de una cámara mecánica. El visor es limpio y claro, con un brillo extraordinario, tiene una ligera dominante azulada que no molesta en absoluto, nadie diría que parte de la imagen se este usando para calcular la medición de la escena, tiene ayuda al enfoque con anillo de microprismas así como de imagen partida horizontal. La pantalla es tan brillante que se puede enfocar sin problemas en interiores con el campo mate sin las ayudas centrales, es intercambiable y hay una buena variedad de modelos distintos.

La información en el visor es mediante diodos led de color rojo y es muy completa, tienes toda la información de la exposición dentro, abertura, velocidad, si tienes o no puesta la compensación, modo de medición seleccionado.

En la mano, la sensación es rotunda pese a su tamaño tan chico, tiene un peso considerable y el conjunto cuerpo-objetivo es pura armonía, es suave como la seda, como todo lo que viene de Wetzlar, tanto el metal como la vulcaniza tiene un tacto sobrio y agradable. Durante el uso es muy cómoda, el anillo de velocidades esta bien dimensionado y el compensador de exposición es una verdura delicia si te gusta forzar emulsiones, es un producto que hace honor a su fama.

El objetivo Summicron-R 50 esta a la altura de su hermano para las M, y es una verdadera locura ya desde plena abertura, con esto no te equivocas, hereda directamente el diseño del clásico con montura Leicaflex y ofrece resultados idénticos.

Esto te permite usar cualquier tipo de película, no hay limitaciones en este sentido el Sumicron 50 y el Elmarit 35 son probablemente dos de los mejores objetivos con montura R.

Manual de instrucciones