Hoy en día es menos frecuente encontrarnos en la situación de tener que revelar sin conocer los tiempos determinados para una emulsión con algún revelador en concreto, hay muchísima información sobre emulsiones y tiempos de revelado para mil y un reveladores.

Pero pese a que hay mas información online de la que ha habido jamas, no es imposible  encontrarse en la situación de tener que revelar una emulsión de las que surgen un día y unos pocos años mas tarde desaparecen como por arte de magia y no dejan mucho rastro o de otras que salen y de las que no hay la mas mínima información.

También pede ser que tengamos como es mi caso, una buena partida de película antigua y de la cual no se tengan referencias de tiempos para reveladores de los actuales.

Sin que sea este un método aconsejable ni muy seguro, pese a que por e ejemplo a mi no me ha dado nunca el menor problema, si que puede ser muy orientativo para empezar a establecer tiempos ideales a partir de un primer resultado bastante aproximado.

Con permiso de Jose Gago, paso aquí a relatar su explicación sobre el método, el cual podéis leer íntegramente aquí.

 

En primer lugar, necesitaremos un trozo de película expuesta de la cual queramos determinar el tiempo de revelado. Una vez tenemos ese trozo por la parte de emulsión, que normalmente es la menos brillante, la parte interior de la película curvada. A esto corresponde la figura A.  Una vez preparado el revelador con el que vayamos a trabajar, en dilución de trabajo, cogemos una gota de ese brebaje  y cronometro en mano, la  depositamos sobre la parte mencionada y ponemos el cronometro en marcha, esto corresponde a la figura B.

Según avanza el tiempo veremos como la gota pasa de estar mas clara que la película y que empieza a oscurecerse, pasando primero por el mismo color que la película (figura C) y justo después empezara a ponerse mas oscura, esto corresponde a la figura D, en ese mismo instante, pararemos el cronometro que nos indicara una cifra en segundos, la que sea. Dicha cifra la divideremos por 4 y nos dará otra cifra que corresponderá a los minutos necesarios para revelar a esa misma temperatura (tendremos que medirla previamente)

pruebagota copia

Es bueno no ponerse nervioso, tened en cuenta que es normal que cuando lo haces por primera vez, puede ser que no veas bien el momento exacto en el que empieza a cambiar de color, pero no pasa nada, se vuelve a poner otra gota en el mismo trozo de película y vuelta a empezar, de hecho, lo ideal seria hacerlo varias veces y sacar la media de dos o tres medidas de tiempo, con lo que ganaríamos en exactitud.

Anuncios