Widelux

Escalon de entrada al universo WIDELUX

La Widelux es algo mas que la cámara de Jeff Bridges, aunque sin duda  Bridges ha contribuido mucho a descubrir el lado menos transitado de las cámaras panorámicas como uso de cámara de reportaje. Y a mi particularmente es donde mas me gustan las Widelux. En este test podéis ver la F6 que es una de las que mejor relación precio-prestaciones tiene dentro del catalogo de la marca japonesa.

He tenido cámaras panorámicas desde que me recuerdo en este mundillo y la Widelux fue una de las primeras porque era y sigue siendo el nivel de entrada al mundo panorámico ya un poco en serio. Ojo porque que sea el nivel de entrada no significa que cuesten cuatro perras, a algunos se les puede antojar que esto vale una fortuna o directamente marearse al comprobar lo que se puede pagar por una Widelux hoy en dia.

La Widelux es basicamente la misma en todas sus versiones, las diferencias son mínimas. Desde la F I hasta la ultima F8 todas llevan el mismo objetivo de 26mm, sin revestir en las versiones anteriores a los años 70 y revestido en todas las demás. Dispone de obturador rotativo de tres velocidades con control  mecánico. Tiene un practico nivel de burbuja en la parte superior y un visor óptico para el encuadre. Por supuesto tanto la operación de avance que a su vez arma la obturación así como el rebobinado es todo manual y el posible calculo de la exposición como en muchas otras, esta totalmente ausente.

La F6, como todas las demás Widelux salvo la 1500 que es de formato medio, nos da 21 fotos de 24×59 con un rollo de 36 con un look muy característico en las cámaras con obturador rotativo, con esa distorsión en la parte central. El objetivo de 26mm sin posibilidad de enfoque nos da una imagen nítida entre unos 2 metros e infinito (cerrando a f11 se consigue foco incluso desde 60cm a infinito).

Ojo que es una cámara panorámica y tiene una cobertura de 140º, así que mucho cuidado con donde se meten los dedos porque si no, salen en la foto, hay que fijarse en las dos flechas indicadoras de los limites de cobertura.  Logra esta cobertura gracias al barrido que hace la torreta que monta la óptica que va proyectando la imagen a través de una ranura en el negativo dispuesto de manera concéntrica.

widelux inside.JPG

Sensaciones

En la mano se siente bien, un poco tosca por su acabado nada fino, pesa 850 gr. con carrete, lo que para sus dimensiones esta muy bien.  La carga del film es muy sencilla, pero atención al modo de carga  porque hay que ir metiendo el negativo por detrás de los rodillos para que guien la película y la mantengan perfectamente concéntrica al eje del objetivo, mas de uno ha cargado mal el film y se ha llevado una desagradable sorpresa después. La tapa se abre girando el pestillo de seguridad y retirándola por completo, no tiene bisagras y no es que este rota, es así.

Podremos seleccionar de forma continua el diafragma entre los valores de 2.8 y 11, no tiene clics que posicionen este dial, hay que fijarse en la posición porque este gira con la carga del film. Es aconsejable subexponer un poco en la medida porque todas las Widelux tienden a ir un pelin mas lentas de lo que les corresponde.

El encuadre lo hacemos con el visor óptico incorporado que no es tampoco de mucha calidad pero cumple perfectamente con su cometido y hace que la cámara sea mas compacta al no tener que depender de un visor externo.

Mucha atención al cambio de velocidades, hay que montar todos los mecanismos antes de cambiar el selector, porque de otro modo podemos forzarlos y con el uso continuo romper los engranajes que hacen la rotación y la reparación puede ser bastante costosa y complicada. No hay mucho que hacer con esta cámara de modo que esto no es complicado de recordar.

Los problemas que suele presentar se deben sobre todo a un mal estado del rotor, si este no gira de manera uniforme, se produce el temido “banding” vertical, pero bastara con hacerle una puesta a punto para tenerla bien.

widelux-f7-contrasto-200-ufd-110-8

Las limitaciones que tiene por diseño, con la velocidad máxima un poco baja nos obligaran a usar en ella películas de baja sensibilidad, como máximo de ISO 200 si pretendemos tirar con un sol no demasiado intenso porque su abertura mínima de f11 no dará  para mas y es imposible filtrar de ningún modo esta intensidad de luz a no ser que compremos los nada asequibles filtros entre los que se encuentra uno de densidad neutra.

Una Widelux puede ser una manera sencilla de acercarse al mundo de las panorámicas ya un poco en serio y también una forma divertida de hacer reportaje dentro de sus limitadísimas características técnicas  porque una cámara con solo tres velocidades no es que te abra precisamente un mundo de posibilidades, pero se pueden hacer cosas con ella y muy interesantes.

650x500x2.jpg

 

Widelux1

Widelux4

Widelux6

Mas información 

Anuncios