Canonet 28

 

Aqui tenemos una de las cámaras mas sencillas dentro del amplio abanico de compactas con enfoque por telémetro  535gr. con carrete de 36 es un peso ligero en esta categoría. La Canonet 28 es una evolución de la Canonet 2.8 que usaba una célula de selenio, en esta nueva versión la célula es del tipo Cds y usa dos baterías PX625 de 1,35v para activar su fotómetro y todo el sistema de exposición automática. La elección de la focal en 40mm es todo un acierto, da mucho mas juego que los 45mm que llevan otras marcas en este tipo de cámaras.

Esta cámara como  la mayoría de las Canonet, esta construida en torno a un objetivo Canon de 40mm f 2.8 con obturación central mecano-electrónica con tiempos automáticos que van desde 1/30 seg a 1/620 seg y un abanico de diafragmas de entre f2.8 y f 14,5, esto nos da una serie de combinaciones de exposición de entre EV 8 a EV17 para un ajuste de la norma ISO de 100, lo que debería de ser mas que suficiente para la gran mayoría de tomas que vayamos a realizar con luz dia. El objetivo cano tipo Tessar de 4 elementos en tres grupos es de una calidad suficiente para unos tamaños de impresión de hasta 20×25. Con una resolución aceptable y un buen control de los colores y el contraste, algo subidito todo como es frecuente en estas gamas de cámaras, lo que la hace muy divertida de usar tanto en b/n como en color. Su sistema de medición es muy primitivo por lo que el uso de diapositiva no esta muy indicado a no ser que sepamos muy bien lo que estamos haciendo, no hay posibilidad de control manual de la exposición.

El visor no es de lo mejor que he visto en este tipo de cámaras, mucho mejor que en las Minolta e infinitamente mejor que en las Yashica. En cualquier caso es una aparato de bajo coste de producción y esto se nota por todas partes y una de las cosas en las que mas lo vamos anotar (si nos da por comparar con las grandes cámaras de telémetro) es en el visor lógicamente; con un factor de magnificacion de solo 0,6x se ve todo muy pequeño y con un ligero tinte azulado. Tiene una base del telémetro muy corta, de no mas de 35mm por lo que la precision  también es muy justita, así que mucho cuidado al enfocar a distancias muy cortas y a máxima abertura, (enfoca a 0,80m) porque igual la precisión de foco no es la deseada y va a ser precisamente por esto. Dispone de doble marco de encuadre sin corrección de paralaje, para infinito y distancia mínima de foco. En una ventanilla lateral, nos informa con una aguja que se desplaza sobre una escala, de la velocidad aproximada que va a escoger para la foto, sin información alguna sobre la abertura, pero con dos topes rojos que si informan de la sobre o sub exposición, en cuyo caso el disparador quedara bloqueado mecánicamente. Si tenemos un poco de practica con este sistema, presionando el disparador hasta la mitad, podremos bloquear el valor EV a modo de bloqueo AE para componer y disparar después, pero exige bastante practica porque a la mas mínima presión se nos disparara el obturador.

 

En la mano nunca da la sensación de ser otra cosa que el escalón de entrada del sistema Canon de telémetro, El tacto de los materiales y el peso es muy bueno. El tacto es suave y de buen acabado como se espera de una Canon, en esto no tiene nada que envidiar a sus hermanas mas caras QL19 o QL17 GIII, que son cámaras casi de culto, con esta sencilla Canonet 28 tienes prácticamente las mismas sensaciones que con las otras. Para el uso es muy sencilla, al carecer de controles, tan solo tendremos que poner el ajuste de la norma ISO de nuestro rollo, entre 25 y 400 y dedicarnos a cargar, enfocar y disparar. El visor que es del tipo de espejos semi translucidos como en la mayoría de estas cámaras y con ayuda por telémetro, permite componer y enfocar con bastante soltura dentro de sus limitaciones.

Es una cámara para llevar en excursiones o en salidas de esas en las que quieres ir con una cámara ligera que entre en el bolsillo de la chaqueta y de la que no te tengas que preocupar demasiado, es resistente y soporta muy bien el trato duro sin desajustarse fácilmente.

Como comentaba anteriormente, es una cámara totalmente automática pero si nos quedamos sin baterías por lo que sea, permite seguir disparando con una velocidad fija de 1/30 y con selección manual de la abertura, de hecho, si movemos el selector de la “posición A” a cualquiera de las aberturas manuales, automáticamente la cámara dispara a la velocidad de 1/30, esto puede ser útil si nos movemos con soltura en la regla Sunny 16.

Estas series llevan la célula del exposímetro dentro de la rosca de filtros, por lo que si decidimos utilizarla con algún filtro, la corrección de la exposición es totalmente automática al quedar por detrás de el la célula encargada de medir la exposición. Esto es una gran ventaja. Por cierto, la rosca para filtros o parasol es de 49mm, bastante común.

Abajo algunas imágenes de muestra con película IDS Contrasto 200 disparadas bajo la norma ISO 200 y reveladas con Rodinal 1+100. Disparadas con filtro amarillo medio.

 

La mayoría de estas Canonet siguen funcionando después de una buena revisión, si compráis una, aseguraos de que ha sido revisada recientemente y que tiene las juntas de luz cambiadas porque todas las que llevan las juntas de su época,  las tienen en mal estado y nos darán una desagradable sorpresa si la usamos tal cual.

 

Manual de instrucciones aqui

Anuncios