Rolleiflex 3.5 K4C

 

Esta fue la primera Rolleiflex con medición integrada, comúnmente denominada Rolleiflex 3.5E en algunos catálogos. Básicamente es una Rolleiflex Automat 6×6 K4A con la integración de un fotómetro de selenio sin acoplar a los mandos de ajuste de la exposición, esto vendría en la posterior versión ya denominada 3.5F y con la incorporación por primera vez del objetivo de altas prestaciones tipo Planar de 5 elementos que iría evolucionando a un posterior 75mm de seis elementos hasta los últimos  tipo Planar de 6 elementos de 80mm que llevan las 2.8F o las GX y que supondrían el techo tecnológico en esta focal, rozando la perfección en aspectos como la distorsión, el astigmatismo  el coma o la aberración cromática, pero este 75mm planar primitivo esta a una altura impensable para otros objetivos de similares características, realmente hay que verlo para creerlo, es difícil transmitirlo escribiendo.

La ausencia de acople mecánico de los mandos de exposición al fotómetro obliga a realizar inicialmente una lectura de la escena que nos indica el valor EV exacto que después trasladaremos a los mandos de control, eso si, que se pueden bloquear para que vayan sincronizados una vez establecido el valor EV correcto. En el mando de velocidades, a la izquierda de la imagen de abajo podemos ver esa escala EV que puede ser bloqueada con el botón central del mando contrario y que en la foto esta en posición de desbloqueo.

filtro rolleiflex

El fotometro dispone de dos escalas de sensibilidad para valores de iluminación altos o bajos,  se debe de seleccionar la posición del meter con el botón que hay arriba justo a la derecha del frontal y que no hace otra cosa que conmutar con un filtro las escalas de alta o baja sensibilidad EV, para ello hay dos ventanas en el mando del enfoque que ofrece dos lecturas distintas de valor EV diferenciadas por un color rojo en la de bajos intensidad.

 

En la mano la sensación es la de tener una Rolleiflex de las buenas desde que la coges por primera vez, el tacto es el inimitable de las Franke&Heidecke, pura suavidad y dulzura en los mandos y en los bloqueos. El visor no intercambiable todavía, se despliega con mucha facilidad, la lupa se abre tirando de una pestaña interna, todavía no se incorporo el pulsador en la parte frontal del visor que vendría con las Rolleicord V, pero es muy fácil de colocar en posición. La pantalla si bien es bastante mejor que en las anteriores, todavía no tiene la intensidad de las F pero es fácilmente actualizable en taller, carece de ayudas de enfoque, únicamente unas marcas para el control de la perspectiva pero con la lupa se enfoca muy muy bien incluso con bajos niveles de iluminación.

El sistema automat de detección de carga y avance del film es una gozada  y es el mismo que habrá en todas las posteriores Rolleiflex, cuando una cosa es perfecta hay que dejarla así. La bayoneta de accesorios es la RII dado el mayor diámetro del planar 75 hubo que fabricar una nueva bayoneta así como toda la batería de filtros y accesorios, que a mi juicio, suponen en gran medida una parte muy determinante del éxito de esta y de cualquier otra Rolleiflex.

Estas imágenes de muestra se tomaron con película caducada Fujifilm Acros 100 revelada con Rodinal en dilución 1+25

Son un ejemplo de la gran gama de tonos que se pueden lograr con este maravilloso lente de 5 elementos de una resolución extrema y con un aguante tanto en las sombras como en las altas luces que hoy en día es sorprendente, acostumbrados como estamos ya a la óptica tan contrastada y saturada que se fabrica actualmente.

El Planar hace pura magia, las fotos de Laura y de Luisa se expusieron para las sombras, con el exacto medidor de selenio incorporado y las altas luces que tenían mas de tres valores EV por encima, aguantaron perfectamente con toda su textura. En las fotos de la casa vieja en cambio, se midió sobre  la parte iluminada por el sol directo y la zona sombría aparece ahí llena de detalle y con toda la gama de grises imaginable. Como decía al principio, pura magia.

Ademas, hay que resaltar la nula distorsión del Planar que se puede apreciar en otro par de imágenes llena de lineas rectas verticales y horizontales que soportan perfectamente el trazado (a máxima abertura). Hay otro par de tomas, una de Laura y la ultima de un sistema de retención de aguas, que están tomadas a la distancia mínima de enfoque, a 1m. En todas las tomas que se expusieron a ISO 100, se ha utilizado un filtro original Rollei amarillo medio, que impone un ajuste de la exposición de -1,5 EV y pese a que eleva un poco el contraste el uso de cualquier filtro amarillo intenso como este, aquí este parámetro no se ha disparado en ningún momento.

Tengo que decir que los negativos se han escaneado con mi Canoscan 9000 MKII sin el mas mínimo ajuste de ningún tipo, las curvas están en su valor de escaneado y no se ha aplicado ajuste o mejora alguna, ni siquiera la mas mínima mascara de enfoque, esto quiere decir que estas imágenes son muy pero que muy mejorables y aun así aparecen ricas en detalles en gama tonal y en nitidez, creo que poco mas se puede pedir.

Mas información aqui

Manual de instrucciones aqui

Folleto de accesorios aqui

Anuncios