Rolleicord IV

Todo el sabor de las Rolleiflex por una décima parte de su precio?. Hombre todo el sabor tampoco pero si que es una cámara de similares características y de un resultado muy similar al de las Rolleiflex, desde luego no hay tanta diferencia en lo que se puede lograr con ellas como si la hay en el precio de unas y otras. Abajo tenéis unos ejemplos de lo que es capaz esta sencillisima Rolleicord, insisto, si el objetivo Xenar esta limpio, transparente y con el revestimiento intacto, se pueden hacer verdaderas maravillas con el.

Es de carga manual como en otras Rolleicord, por lo que si estamos a acostumbrados a las Rolleiflex Automat, tendremos que posicionar la flecha del papel del film en la marca roja del plano focal, una vez posicionado y cerrado el respaldo el contador parara en la foto nº1. El mando de transporte del film solo avanza la película y cuando se detiene, mete la conmutación que permite el armado del obturador que hay que accionar a parte con la palanca que hay justo debajo del objetivo, hacia la izquierda para armarlo y hacia la derecha para el disparo, una vez disparada no es posible volver a armarlo a no ser que se accione el botón de exposición múltiple y que se accione el mando de transporte hasta la siguiente foto. No hay que forzar nada porque todo se acciona con la mayor suavidad, si algo no entra es porque no hemos seguido bien la secuencia, esta es la diferencia entre las Rolleicord y las Rolleiflex.

El visor es fijo y con menos posibilidades de enfoque que el de las Rolleiflex, para cambiar la pantalla hay que pasar por el taller pero no es nada complicado y si vais a comprar una de estas cámaras para uso continuado seria muy aconsejable hacer el upgrade de pantalla porque el Xenar puede discriminar muy bien el foco pero  la pantalla de serie no es la mas adecuada para esto.

En la mano se siente muy bien, es mucho mas ligera que una rolleiflex, 855 gr. con film y de un tamaño muy similar al resto de sus hermanas, casi te cabe en la palma de la mano y se maneja con cierta soltura, tiene una ventaja sobre las las Rolleiflex y las posteriores Rolleicord porque el mando del enfoque esta en la parte derecha donde esta el de avance, por lo que no estas obligado a cambiar de mano continuamente cada vez que pasas una foto y te dispones a enfocar y disparar, hay que cogerla con la mano izquierda y con el dedo indice armas y disparas el obturador y con la mano derecha avanzas y enfocas, es al contrario que en el resto pero es mas cómodo si lo miras bien. No tiene la información de abertura y velocidad en la misma ventana, tienes que mirar dos ventanas para colocar esto bien y no dispone de bloqueo del valor de exposición EV como en las posteriores Rolleicord V así que una incomodidad mas.

El mando de enfoque no tiene el tacto de las Rolleiflex mas caras pero va muy bien, firme y ajustado con el recorrido mas largo que de costumbre pero se usa bien.

Al desplegar el visor, la imagen en pantalla es buena si hay luz pero se mete mucha claridad dentro y en plena calle cuesta ver bien el encuadre, una vez sacas la lupa y bajas la cabeza todo cambia, entonces se ve muy bien sobre todo en la zona de foco; cuando bajan las condiciones se echa en falta la pantalla mas brillante y con algún tipo de ayuda pero para comenzar en el Formato Medio es una cámara ideal.

Se pueden usar unicamente rollos de 120 o de paso universal con el Rolleikin pero esto no es muy aconsejable.

En Blanco y negro se le puede poner cualquier cosa porque hay un buen surtido de filtros y de accesorios con bayoneta Rolleiflex R I y la respuesta en color es sorprendentemente buena, en color es aconsejable poner parasol y filtro UV, los únicos objetivos de Rollei con corrección UV son los Planar o los Xenotar.

En la parte trasera se refleja con todo detalle la regla Sunny 16, pero si se necesita un fotómetro, se le puede poner el maravilloso Rolleilux que es a su vez, un parasol de muchísima calidad.

 

 

 

Todas las fotos realizadas con Fujifilm Acros 100 caducada y revelado con Rodinal 1+25

El Xenar es una pequeña maravilla, se puede ver en la camiseta blanca de Laura que incluso en las altas luces hay textura así como en la camiseta negra de Luisa, ambas están casi en el mismo plano y con la misma iluminación, si intentas hacer esto con una cámara digital puedes tardar horas a dar con la combinación exacta que te represente estos tejidos tan bien y con tanta textura. La combinación de Fujifilm Acros, Rodinal y Xenar es pura magia, todo disparado según la regla, sin fotómetro y por supuesto sin edición posterior de ningún tipo, esto es lo que ha salido de mi cutre escáner Canon.

 

Mas información aqui

Manual de instrucciones aqui 

Anuncios