Rolleicord Va

El nombre de Rollei suele ser sinónimo de algo muy bueno y muy caro, pero esto no tiene porque ser siempre así exactamente. A la pregunta de si podemos disfrutar de todo el potencial de Rollei en Formato Medio a un precio contenido sin renunciar a la calidad, la respuesta es si, sin duda; también en este caso Rollei pensó en nosotros al diseñar la gama Rolleicord.

Si por algo se caracteriza la gama Rolleiflex es por hacer muy fácil  lo mas complicado, dotando a sus cámaras de complejos mecanismos internos que nos facilitan las tareas de carga, enfoque y ajuste de la exposición. Así que para entregarnos un producto de coste mucho mas comedido sin renunciar a lo mejor, basta con eliminar gran parte de esa complejidad interna y fabricar una gama de cámaras algo mas torpes en el uso pero con toda la calidad de la óptica Carl Zeiss de las Rolleiflex.

Basicamente la cámara  Rolleicord es una Rolleiflex a la que se le eliminan asistencias como la detección automática de la película durante la carga  o el armado automatizado de la obturación sincronizado en el mecanismo de arrastre, la posibilidad del cambio de visor o de pantalla de enfoque y las conexiones de exposición al carecer de fotómetro y de todos los mecanismos internos que conexionan el medidor con los selectores de velocidad y abertura. Esto supone que para cargar la película habremos de ser un poco mas cuidadosos y que tendremos que armar manualmente y por separado la obturación antes de cada disparo, y no temáis, tiene protección para la doble exposición accidental. Con un poco de practica y siguiendo las indicaciones del dorso, se puede usar sin problemas, si nuestros abuelos podían, nosotros también.

Rolleicord V

Las Rolleicord no se fabricaron nunca con las versiones mas caras de óptica como los Planar o Xenotar 2.8, siempre incluían diseños muy discretos de lentes Zeiss como los Triotar o los Anastigmat, pero a partir de la 4ª versión ya empezaron a incluir diseños tipo Tessar como el Xenar de esta K2e de finales de los 50 que es de las penúltimas Rolleicord fabricadas y para mi gusto, la mejor opción de toda la gama ya que este 75mm es de absoluta garantía, con un rendimiento muy similar a los mas altos de gama de las Rolleiflex. Aunque la Rolleicord no dispone de cambio de visor ni de pantalla, es muy sencillo actualizar el esmerilado en taller y por un coste medio podemos disponer de una pantalla brillante (las hay de distintos precios en función de la brillantez). Yo personalmente me apaño con la de serie.

Manual de instrucciones

La sensación en la mano al coger esta Rolleicord es muy buena, tiene el peso justo (835 gr. Con el rollo de 120), ni es una cámara pesada ni parece vacía como algunas TLR de fabricación japonesa, es toda una Rollei no cabe duda. Para cargar la película hay que fijarse en las marcas rojas que hay en el plano focal como en una Rollei Magic, no tiene esa facilidad que tienen las Rolleiflex con el sistema patentado Automat, con los rodillos detectores del film pero tiene puesta a cero automática al abrir el respaldo y también se puede usar el Rolleikin para 36 tomas de 24×36. El capuchón de enfoque es del tipo moderno con visor deportivo y con lupa de enfoque, la pantalla de serie es perfectamente útil si esta limpia y aunque carece de asistencia alguna, se discrimina muy bien la imagen a foco en el campo mate, sobre todo en la parte central, en los bordes no tiene tanta claridad. El mando del enfoque es de acción rápida y de corto recorrido con indicaciones de profundidad de campo. Dispone de un semibloqueo del valor EV con el que podemos mover los ajustes de exposición con la palanca de velocidad sin tener que tocar la de abertura una vez seleccionado el EV. Si nos hacemos con un Rolleilux que funcione bien, es una gozada trasladar los valores del exposímetro a la cámara.

El disparador esta conectado con el sistema de arrastre para impedir la doble exposición accidental, pero podemos desbloquear el mecanismo si queremos hacer uso de esta técnica, es la palanqueta que hay arriba junto al objetivo de enfoque, dejando ver la marca roja , queda accionada la desconexión. El obturador Synchro-Compur tiene posiciones para flash electrónico o de magnesio ademas de mecanismo retardado de disparo ya que es del tipo MXV.

Como buena Rollei, admite accesorios por bayoneta tipo R1 por lo que podremos usar gran variedad de filtros, lentes correctoras, parasoles y hasta fotómetros como el mencionado Rolleilux, un fotómetro sin pilas en base a una célula de selenio que sigue funcionando como un reloj 6 décadas después.

Rolleicord Va.jpg

Fujifilm Acros 100 caducada 3 años con Rodinal 1+25

Anuncios