X700

La Minolta X-700 es la mas avanzada de toda la serie X de la marca Japonesa y por tanto de todas las Minolta de enfoque manual.

Esta cámara de los años 80 era una de esas nuevas cámaras llamadas multimodo porque disponían de varios modos de exposición y que se pusieron muy de moda a mediados de los 80, prácticamente todas las marcas de la época tenían uno o varios modelos multimodo. Minolta disponía de una amplia gama de modelos en la serie X pero presento esta X-700 como el buque insignia y permaneció en catalogo por un periodo muy largo de tiempo llegando incluso  a convivir con dos generaciones de cámaras AF de la misma marca.

La X-700 se caracteriza por disponer del modo MPS que no era otra cosa que modo Program, es decir, que la fotometría de la cámara ajusta automáticamente tanto el tiempo de exposición como la abertura en función de la iluminación. Tiene también el modo A de prioridad a la abertura que ya se ofrecía en modelos inferiores y el modo manual asistido de toda la vida pero con lecturas LED en el visor en lugar de la tradicional aguja.

Su fotometro que es del tipo integral, lo cual también era una novedad y que tiene en cuenta prácticamente toda la imagen salvo la parte superior para tratar de evitar el contraluz en tomas de paisaje; con un ajuste de la norma ISO entre 25 y 1600 con dos pasos de compensación que actúa tanto en los modos auto como el el modo manual, esto permite el uso de la mayor parte de película existente en el mercado, tanto de B/N como de color.

Tiene un boton de bloqueo de la exposición AEL que es un poco incomodo de accionar y que comparte posición con el de disparo retardado electrónico por lo que su uso combinado no es posible. Para paliar esto en caso de ser necesario el uso conjunto, tiene conexión  estándar para disparador de cable. Tiene también conexión sincero de flash ademas de la zapata Minolta X para flash Auto y botón mecánico para comprobar la profundidad de campo.

Acepta tanto los objetivos Minolta y Rokkor MC antiguos así como los modernos MD, con estos últimos es únicamente con los que se pueden usar los modos Auto y Program, los antiguos solo se pueden usar en modo manual.

La sensación en al mano es muy buena, tiene una pequeña empuñadura y un apoyo trasero para el pulgar que hacen que su manejo sea muy cómodo incluso con ópticas pesadas pese a ser una cámara muy pequeña. Sin duda lo mejor de la Minolta X-700 esta dentro y es que su visor esta seguramente entre los 10 visores mas brillantes y luminosos de todas las réflex de 35mm jamas fabricadas, es una autentica delicia enfocar con su pantalla Acute Matte, con objetivos luminosos no es necesario siquiera usar su telémetro de imagen partida horizontal  ni su anillo de microprismas, puedes enfocar directamente sobre el campo mate con toda seguridad. Desde luego es mas brillante que cualquier Canon o Nikon de la época.

Lo malo es que su umbral de valor de exposición es algo bajo, siendo prácticamente imposible tomar medidas por debajo de valores EV1,  en cambio podemos seguir enfocando donde cualquier Canon o Nikon no pueden aunque estas ultimas si que pueden tomar lecturas. En fin, lo que les falta a las unas lo tiene la otra.

En la imagen de muestra viene con un objetivo muy raro y difícil de conseguir, se trata de una serie muy corta que fabrico Voigtlander con la montura Minolta MD, el Color Heliar 2.5/75mm uno de los mejores teleobjetivos que podemos usar en cualquier 35mm, pero seguramente encontrareis verdaderos chollos con algún Minolta MD 1.7/50mm y tomareis con ella grandes imágenes tanto en color como en B/N.

laura

Kodak T-Max Color Heliar 75mm

Hay infinidad de buenos objetivos para esta Minolta, si podéis prescindir de los modos AE, todos los Rokkor MC son espectaculares y valen cuatro chavos.

Anuncios