rolleiflex 2.8F

 

La primera vez que tuve una Rolleiflex en las manos fue a finales de los 80, cuando era mucho menos mediatica de lo que es ahora y me impresiono la facilidad de uso y el resultado que daba incluso con películas de color. Utilizando ademas su sencillo pero efectivo fotómetro acoplado al objetivo que es de célula de Selenio, todo un ingenio que sigue funcionando sin baterías mas de 50 años después.

Aquella cámara me la presto mi querido Paco Casanova maestro y amigo a la vez y  me impresiono desde el primer instante, yo ya había utilizado otras cámaras réflex de formato medio de óptica gemela como la mamiya C220, pero esta Rolleiflex era muchísimo mas ergonomica pequeña y precisa que aquel armatoste de Mamiya en la que tenia que cargar la película por un lado y armar la obturación por otro y medir la luz con un fotómetro de mano, en la Rollei todo estaba ahí a mi mano y con un solo y suave movimiento de palanca, todo de acción dulce y suave como la mantequilla,  que gozada. Sin yo saberlo, estaba tocando el cielo en cuanto a cámaras TLR se refiere.

Paco me dijo que le pusiera película en color sin miedo que me iba a sorprender, yo era un pelin reacio y los primeros rollos tengo que confesar que los tire en B/N Kodak T-Max 100 exactamente. Pero un día de verano paseando por el Maestrazgo, con esa luz que solo en el Maestrazgo puedes encontrar en pleno verano, le puse un rollo de Ektachrome 100 que llevaba en el bolso mas que nada para ver que tal se reflejaba aquella luz en la película de color y un par de días mas tarde fui a la tienda de mi amigo Toni LLedo en Castellon para que me los procesara y fue cuando realmente me quede prendado de la Rolleiflex para siempre. Que nitidez, que nivel de detalle y que fiel reproducción del color y que exactitud en la medida con lo critico que es el Ektachrome. Ciertamente este Planar 2.8/80mm es de lo mejor que puedes encontrar en formato medio sin menospreciar a ningún otro. Unas sombras equilibradas como si las procesaras con un editor digital y unas luces con todo el detalle, y todo ahí a un solo golpe de clic.

Las sensaciones en la mano cuando coges una Rolleiflex son únicas, te cabe prácticamente en la palma de la mano y parece que ha sido diseñada a tu medida, tienes la sensación de estar ante una pieza de la historia de la fotografía con toda seguridad, pero al mismo tiempo ante una obra de arte y cuando ves lo que hace, ante una autentica maravilla que te deja concentrarte por completo en lo que haces sin distracciones técnicas ya que el uso es muy intuitivo y rápido.

La carga de la película puede parecer un poco incomoda, por la posición de la tapa trasera pero una vez cerrada la tapa con la película dentro, el sistema Automat se encarga de detectar el film y de posicionarlo para la primera foto (no hay que olvidar de pasar el film entre los rodillos detectores), entonces las 12 fotos corren a velocidad de vértigo porque enfocar, componer y medir la luz es rapidísimo, hay que usarla para creerlo.

Esta que es la ultima versión de las Rolleiflex clásicas, y tiene acoplados los mandos del diafragma y del obturador al fotómetro de selenio y ajustar la exposición midiendo la luz es una autentica delicia con ella, es rapidísima y si el fotómetro se encuentra activo como en esta, la exactitud es total.

El visor de las 2.8F es muy brillante, mas que en ninguna otra Rolleiflex o Rolleicord y tanto el visor como la pantalla de enfoque es intercambiable, esta lleva una pantalla de enfoque del tipo Acute-Matte que es una ventana de par en par al mundo y con la que salvo que vayas a hacer un retrato en primer plano, no hay ni que desplegar la lupa de enfoque.

Dispone de múltiples opciones para enfocar, tanto desde la cintura como a nivel del ojo, con foco fino y con encuadre directo, la pantalla de serie es muy buena  en las 2.8F pero merece la pena actualizarla, eso si, las buenas buenas no son baratas, pero como esta versión de las Franke&Heidecke es muy cara,  un poco mas no importa y las mejoras son enormes.

El sonido del obturador es el típico Compur, muy silencioso, extraordinariamente silencioso y el mando del enfoque pasa en un 1/4 de giro desde infinito a 2m, en este mando tienes la aguja del meter que se ajusta girando las dos ruedas frontales, una para velocidad y otra para abertura, la sensibilidad de este meter de Selenio (no usa pilas), permite el uso de película con ajuste de la norma ISO desde 12 a 1600, seguramente mas de lo que podrás encontrar en la mayoría de sitios hoy en día.

El alma de todo este ingenio reside en la optica, esta version de mitico Planar de 6 elementos es la mejor de todas con diferencia, mejor incluso que los posteriores HFT mas contundentes pero carentes de esa magia que solo el Planar clásico tiene. Es increíblemente elástico, solo el es capaz de dar la información que da tanto en las sombras como en las altas luces y mantener el tipo rabiosamente incluso a la máxima abertura y a la mínima distancia de enfoque, es decir, en las peores condiciones, ahí los HFT pinchan en hueso y con estas no fallas.

La 2.8F es la mas avanzada de todas las Rolleiflex, las posteriores son prácticamente lo mismo pero con fotómetros electrónicos y para mi gusto, no tienen el sabor de estas. Son cámaras muy cotizadas, sobre todo si todo en ellas funciona correctamente (sobre todo el medidor) y es aconsejable pagar siempre un poco mas por ellas y conseguirlas de este modo, porque a la larga, la inversión será mas segura. Si la encontrais con la funda de cuero, seguramente el meter habrá estado protegido de la luz y su efectividad será mucho mas exacta que las que no se han conservado en oscuridad.

Dispone de posibilidad de disparo retardado y de exposición múltiple y se puede usar para 12 fotos 6×6 en rollos 120 o para 36  fotos de 24×36 en rollos de 35mm con el accesorio Rolleikin.

Puede utilizar un numero considerable de filtros así como de lentes de aproximación o de convertidores tanto angular como tele (ojo, con bayoneta R III), el abanico de posibilidades es tremendo, eso si, cada chorradita cuesta una pasta. Para utilizar bien los filtros por ejemplo lleva un compensador que actúa sobre el medidor y que compensa la perdida de luz de los filtros que normalmente traen el factor de corrección impreso en el frontal, nada se dejaba al azar, aquí esta todo diseñado para el trabajo mas serio.

 

Son razonablemente simples de reparar y no tienen graves averías crónicas, por eso han llegado intactas hasta nuestros días y es un concepto totalmente vivo ya que se siguen fabricando como siempre (Rolleiflex FX), eso si, los precios son de autentica locura.

Si quieres hacerte una idea de cuanto puede costar  alguna en concreto hay muchas guías de precios en internet, hay docenas de modelos y versiones por lo que saber lo que uno compra con certeza es complicado, aquí una de estas guías que suele ser muy fiable.

 

rolleiflex

Culla (Maestrazgo) Castellon año 1986 Ektachrome 100 EPN

rolleiflex

Orihuela (Alicante) 2016 Fujifilm Acros 100 caducada, revelada con Rodinal 1+25

Amanda

Amanda  2016 Neopan Acros 100, revelada con Rodinal 1+25

Angelillo

Angelito 2016 Neopan Acros 100, revelada con  Rodinal 1+25

Ramon

Ramon 2016 Neopan Acros 100, revelada con  Rodinal 1+25

Anuncios