werlisa copia

Como ya he publicado en mas de una ocasión, pertenezco a lo que yo llamo “Generación Werlisa”, porque en la época en la que aficioné a la fotografía no era sencillo conseguir otra cosa en una tienda española que no fuera una Werlisa, porque estaba presente en todas las casas, porque registro la mayor parte de la vida social de la España de los años 70 y porque es la cámara con las que hice mis primeras fotos, tanto es así que anduve con ella durante no menos de 12 o 13 años y era mi única cámara.
La Werlisa Color es una cámara rudimentaria, tiene un objetivo triplet corregido, por lo que era apta para color, en la época esto era todo un avance, ya que cuando salio al mercado la fotografía en color era toda una novedad.
El enfoque es totalmente estimativo, no tiene ningún tipo de ayuda de medición, por lo que había que arreglárselas con la regla Sunny, dispone de solo 4 velocidades y ajuste del diafragma, yo con este cacharro me metí en este mundillo y anduve por el durante muchos años, creo que es un ejemplo de que para adentrarse en la fotografía no es necesario disponer de lo mas avanzado tecnológicamente ni andar cambiando de cámara u objetivo continuamente.
Las sensaciones en la mano son pobres, como es de esperar, era una cámara para pobres fabricada por una pobre industria española de los años 60, con materiales de muy bajo coste. Pesa tan poco que parece que estuviese vacía y de hecho, a no ser que le pongamos un rollo de película, esta vacía porque dentro no hay prácticamente nada.
Se pueden tomas buenas fotos con la Werlisa no cabe duda, pero no es una cámara para usar hoy en día ya que por poco mas dinero se pueden conseguir cámaras infinitamente mejores, esto es mas un homenaje que una prueba de algo que se pueda aconsejar.
La imagen de muestra es con un carrete Kodak Vericolor

Scan-140927-0008 copia

Anuncios