_DSC3237

La familia Ikonta de la marca Zeiss Ikon es casi innumerable, por la extensa producción y gran difusión que tuvo, fueron producidas y distribuidas durante mas de dos décadas, desde los años 30 a los 50, en un sin fin de combinaciones de óptica y obturador que las iba situando en diferentes escalas de precios desde las muy asequibles hasta las prácticamente exclusivas e inaccesibles para la gente de la época. Hoy en día se pueden encontrar en una gama de precios que puede ir desde los 50 hasta los 600 EUR, dependiendo del modelo y de su equipamiento, si bien, todas son una buena elección siempre.

Concretamente esta es una Ikonta 523/16, veréis otras  iguales bajo la denominación Nettar 517 pero esta aunque exactamente igual, viene etiquetada como IKONTA. Se trata de una cámara plegable de 6×6 sin telémetro acoplado que no era mas que una alternativa barata a las Super Ikonta.

Seguramente dedicare mas de un post a estas extraordinarias cámaras que registraron la vida de los Europeos durante muchas décadas, siendo la cámara de familia de muchísimas personas. Todavía hoy en día, alguna persona mayor trae su cámara Ikonta a revisar guardándola como oro en paño ya que en su día supuso una importante inversión. Y son en la practica, cámaras muy útiles si se quiere uno introducir en el mundo del formato medio sin hacer una gran inversión.

Es una de las mas básicas. Esta versión monta un lente Novar-Anastigmat 3.5/75mm con revestimiento múltiple en sus tres elementos  y un disparador Prontor SVS que dispone de velocidades entre 1 seg y 1/300 seg., es un sencillo triplete tan popular que se montaba prácticamente en todas las cámaras básicas de la época, probablemente fabricado por Schneider para la ZI. Es una cámara de formato único 6×6 con enfoque por estimación y con un obturador Prontor SVS, uno de los avanzados con velocidades desde 1/300 hasta el segundo. Esta Ikonta, incorpora el curioso sistema Hiperfocal característico de la marca, que consistía en unas marcas rojas sobre el objetivo y sobre el obturador que corresponden a la posición ideal para tomar una instantánea con foco conseguido entre aproximadamente 4m e infinito, suficiente para la gran mayoría de las instantáneas que se pueden tomar en un viaje.Por supuesto podemos ajustar el enfoque manualmente por estimación en cualquier punto, pero el ajuste rojo es infalible y recomiendo encarecidamente su uso en estas cámaras ya que carecen de ayuda al enfoque fino.

Los ajustes de exposición como podría ser menos, siempre bajo los parámetros de la regla Sunny 16. Esta Ikonta es una cámara de viajes para reportaje y de acción rápida, esta pensada para ser usada a mano alzada aunque como es lógico, siempre dependiendo de las condiciones de iluminación y del motivo. También le gustan las tomas reposadas sobre trípode ya que esta es la versión IKONTA con velocidades lentas, la mas común Nettar solo tiene tres ajustes de velocidad instantánea.

En la mano se siente muy robusta, con los anclajes muy marcados y contundentes, nunca da la sensación de que algo vaya a salir mal, hay otras cámaras sencillas de fuelle en las que no sabes si has puesto todo bien o no, y estas obligado a comprobar varias veces, con esta todo te queda claro desde el primer instante. El armado del disparador es manual en cada foto pero dispone de un botón para el disparo en la parte superior del cuerpo que se libera con cada ejercicio de avance de la rueda de arrastre. Una vez legada te la puedes poner en el bolsillo de la chaqueta sin problemas, llevar una 6×6 de garantías en el bolsillo no tiene precio.

Es también de las mas económicas y la podréis encontrar entre 30 y 70 EUR, son sencillas de desmontar y de mantener, únicamente debería de tener precaución con el estado del fuelle y de la óptica a la hora de comprarla, una revisión completa será casi con toda seguridad necesaria salvo que se la hayan realizado recientemente. Una imagen de muestra tomada en la posición hiperfocal, la nitidez la capacidad de detalle es realmente notable para tratarse de una cámara básica de hace mas de 50 años.

El objetivo sin ser gran cosa, si esta limpio y transparente y mantiene intacto el tratamiento antirreflejos como en esta mía, podemos usarlo con film de grano fino tipo Acros 100 y nos dará unos negativos ricos en todalidad y llenos de detalle, si la óptica no esta bien es mejor usar diapositiva o cualquier otro tipo de película de alto contraste porque así paliaremos en parte la falta de acutancia.

ikonta

Kodak T-MAX 100 ajustada a la norma ISO 100, Caducada en 2003, revelada con R09 One Shot 1+50

 

Anuncios